25 mar. 2017

El bar (2017)


Sociedad podrida y enfermiza

Álex de la iglesia, ofrece una trama de misterio enmarcada en una atmósfera opresiva y enfermiza que está inundada por referencias al cine clásico de terror y suspense, con su toque de humor característico plagado de sarcasmo e ironía.
Parte de una premisa sencilla y eficaz, para ofrecer su particular visión de la sociedad. Un grupo de personas absolutamente heterogéneo desayuna en un bar en el centro de Madrid. Uno de ellos tiene prisa; al salir por la puerta recibe un disparo en la cabeza. Nadie se atreve a socorrerlo. Están atrapados. 

La historia engancha, por momentos te inquieta y Álex de la Iglesia (Mirindas asesinas, El día de la bestia, Acción mutante, Perdita Durango, Muertos de risa, La comunidad, 800 balas, Crimen ferpecto, La habitación del niño, Plutón BRB Nero, Los crímenes de Oxford, Balada triste de trompeta, La chispa de la vida, Las brujas de Zugarramurdi, Messi, Mi gran noche), parece tener las claves del miedo y el suspense en el bolsillo, las piezas encajan. Puede que siga los esquemas de guion tradicional, dando las dosis de terror en los momentos establecidos, pero lo mejor es que funcionan a la perfección.

Un genuino y original trabajo que ofrece numerosos instantes divertidos, con una galería de personajes peculiares que alimentan y llenan una historia peculiar e irregular. Presenta golpes de humor acertados, ofreciendo un desarrollo fluido y atractivo, con el que mantiene el interés del espectador en todo momento.

El director consigue generar una atmósfera incómoda y extraña, jugando con el suspense y dejando espacio para notables momentos puntuales de terror bien elaborados, cumpliendo con su propósito fundamental.

El bar, no llega a ser completamente perfecta, pero posee numerosos puntos de interés para salvarse de la quema, esquivando con inteligencia el aburrimiento de algo previsible. Su director sigue desarrollando historias personales interesantes, dejando su sello personal y ofreciendo un notable trabajo. Una película diferente y altamente recomendable para pasar un buen rato.

Hace el retrato de una sociedad podrida, capaz de cualquier cosa por obtener un beneficio personal, presentando una amplia galería de personajes casposos propios de un país de pandereta repleto de corruptos, ladrones y caraduras vividores. Consigue mantener un ritmo fluido en el que los gags cómicos amenizan la función, logrando contar una historia fresca y divertida que posee verdaderos momentos hilarantes. Toda la trama se sustenta del acertado elenco de intérpretes seleccionados.

La película deja la sensación de que Álex de la Iglesia,  no se la toma demasiado en serio y no llega a explotar todas las posibilidades del relato que tiene entre manos. Se aprecia su sello personal en diversas escenas, dejando espacio para su particular sentido del humor. A pesar de contar con algunos puntos débiles, El bar queda como una notable y altamente recomendable producción de suspense, humor y terror.
En resumidas cuentas, El bar se convierte en un genuino y peculiar lugar donde reunir las miserias de una sociedad podrida y enfermiza, con el toque personal de su director.









Leer más...

23 mar. 2017


Adiós compañero

23 de marzo de 2017, el mundo del cine vuelve a vestirse de luto tras el fallecimiento de uno de los grandes secundarios camaleónicos y versátiles, Tomas Milian (El halcón y la presa, Corre cuchillo, corre, Cara a cara, Los cuatro del Apocalipsis, El blanco, el amarillo y el negro;, Angustia de silencio, Los compañeros, Los hijos del día y de la noche, El precio de un hombre, Oro maldito, Sentencia de muerte). Nos encontramos ante una de las figuras más populares y respetadas de la gran pantalla. Puede que no sea muy conocido por todos, pero lo cierto es que es famoso por haber participado en varios Spaghetti Western. Un ejemplo es su personaje del forajido "Cuchillo" en la trilogía dirigida por el italiano Sergio Sollima (El halcón y la presa, Corre cuchillo, corre).


Leer más...

22 mar. 2017

Jona Hill, cambio radical


Cambio de estilo

Como ya comentábamos en un amplio reportaje, algunos intérpretes están cogiendo la tendencia de ofrecer vertiginosos cambios de peso para encarnar ciertos papeles, algo que, a simple vista, no parece muy beneficioso para su salud.

Curiosamente, en este caso, tenemos que hablar de una buena noticia para el intérprete Jonah Hill (El lobo de Wall Street, Django desencadenado, Infiltrados en la universidad, Moneyball, Infiltrados en clase, Cyrus) que ha reducido su peso de una forma notoria. Todo ello gracias a la ayuda de su compañero de reparto en diversas producciones, Channing Tatum (Los odiosos ocho, Infiltrados en la universidad, Infiltrados en clase) y al entrenamiento que le ha recomendado. Os dejamos con las imágenes del nuevo Jonah.
Leer más...

21 mar. 2017


Aprobado alto

Relato de ciencia ficción ubicado en el año 1999 donde las bandas se han convertido en un problema tan grave que algunas ciudades viven en la anarquía, sin control. En Seattle, profesores-robots se han introducido secretamente en las escuelas más conflictivas para controlar a los alumnos.

Curioso relato futurista plagado de interés, apoyado en un argumento atractivo que parte de una premisa llamativa y polémica. Un nuevo y sofisticado método de educación apoyado en robots inteligentes con los que controlar y dominar a los jóvenes rebeldes.

Una producción de los años 90 que no hacía presagiar un futuro nada halagüeño, presentando un comportamiento hostil y anárquico de los estudiantes, algo que no dista en exceso de lo que ocurre en la sociedad actual, pero que si se antoja excesivo. Esta es la base de partida para un relato que engancha desde un primer momento y donde se aprecian notablemente las tendencias del cine ochentero.
Resultado de imagen de Class of 1999 gif
Mark L. Lester (Ojos de fuego, Comando, Fugitivo en la noche, Little Tokyo: Ataque frontal) dirige un guion ideado por él mismo, en el que retorna a una temática ya visitada por el autor en una obra anterior, como fue Curso de 1984, donde volvía a incidir en la temática educativa. La película tiene un desarrollo sencillo y magnético, desenvolviendo de una forma dinámica todo un dilema, ofreciendo espacio para la acción y, en algunos momentos, el terror, logrando ofrecer un entretenimiento de primera, fácil de disfrutar.

Cuenta con unos efectos artesanales logrados y convincentes con los que consigue dar credibilidad a la base del relato, con los que logra ofrecer un atractivo añadido al relato, demostrando como en otra época se podían hacer realidad muchas cosas sin tanto empleo de efectos digitales. En el vestuario y el maquillaje se aprecian las tendencias de la moda y gran parte de la película tiene ese aroma a cine de los años 80, con su lado bueno y malo, pero, indiscutiblemente, encantador y magnético.
Resultado de imagen de Class of 1999 gif
Las interpretaciones no son maravillosas, ni las líneas de dialogo son memorables, pero Curso de 1999 tiene algo especial que la convierte en un relato terrorífico al tiempo que encantador que sin duda hace las delicias de los seguidores de la ciencia ficción.
Resultado de imagen de Class of 1999 gif
Curso de 1999 se convierte en una película totalmente recomendable y reivindicable que, sin duda, los grandes estudios deberán revisar en un futuro remake, ya que ofrece numerosas posibilidades de mejora.






Leer más...

Toma el dinero y corre

Producción de claro corte televisivo que presenta un relato atractivo donde un taxista recoge a un pasajero especial que será asesinado en su taxi, dejando en manos del protagonista un maletín con una suma importante de dinero.

Lo que podría ser la solución a los problemas económicos por los que pasa el protagonista, será un riesgo potencial para su vida, ya que los dueños del maletín comenzarán una caza implacable para arrebatárselo.

Mark L. Lester (Ojos de fuego, Cursode 1999. Curso 1984, Comando, Little Tokyo: Ataque frontal) dirige un guion ideado por el autor de la propia novela, Lee Wells, desarrollando una trama sencilla y eficaz. La película tiene un desarrollo sencillo y magnético, desenvolviendo de una forma dinámica todo un dilema, ofreciendo espacio para la acción y, en algunos momentos, el terror, logrando ofrecer un entretenimiento de primera, fácil de disfrutar.

La premisa del argumento abre las puertas a innumerables situaciones de acción y suspense, logrando ofrecer un entretenimiento para el espectador. La calidad técnica e interpretativa de la película es bastante pobre y limitada, donde únicamente cabe destacar la labor de Scott Glenn (Sucker Punch, Daredevil, El legado de Bourne, Poder absoluto, Cazador de sombras, El silencio de los corderos, Los grandes villanos de Hollywood), el intérprete dibuja un personaje implacable, convirtiéndose en una especie de versión en carne y hueso de Terminator.

La película es del año 1996 y su argumento recuerda mucho a la película dirigida por los hermanos Coen, No es país para viejos, por la que ganaron el Oscar. No quiero entrar en temas legales, pero el eje argumental presenta diversos paralelismos entre las dos y es importante recalcar que Perseguido en la noche fue anterior a la obra firmada por los Coen. Digo esto porque recientemente ha salido una noticia en la que Luc Besson deberá indemnizar a John Carpenter por plagiar la película, 1997: Rescate en Nueva York, en MS1: Máxima Seguridad. Un resultado curioso, teniendo en cuenta que el parecido entre ambas es muy lejano si comparamos la obra de los Coen con Fugitivo en la noche.

Es evidente que la calidad técnica e interpretativa, dejan a Fugitivo en la noche un escalón muy por debajo de No es país para viejos, pero es inevitable mencionar su paralelismo con la historia de los Coen. Puede que Fugitivo en la noche, no fuera tomada en serio por sus propios responsables, motivo por el cual la tonalidad del relato que ofrece se antoje excesivamente ligero y pasajero.

Fugitivo en la noche se queda a medio camino de alcanzar las cotas de calidad necesarias, convirtiéndose en un entretenimiento ligero y totalmente prescindible.



Leer más...

20 mar. 2017

Adiós a rumores


Felicidades para y por la parejita

La actriz, Marion Cotillard, vista en películas como El caballero oscuro: La leyenda renace, Taxi Express, Quiéreme si te atreves, Aliados, La vida en Rose y Un buen año. Deja a un lado los rumores que la situaban como culpable de la separación entre Angelina Jolie (The tourist, El intercambioSalt) y Brad Pitt (Ocean`s elevenConfesiones de una mente peligrosaRompiendo las reglasGuerra mundial ZEl consejeroMátalos suavementeJuego de espías, Malditos bastardos), haciendo publica su segunda maternidad.

La actriz y su pareja, Guillaume Canet, al que conoció durante el rodaje de la película francesa de 2003, Quiéreme si te atreves, han sido padres por segunda vez. Por nuestra parte, sólo queda felicitar a la pareja. 

Leer más...

16 mar. 2017

Negocio del Oscar


Costes de soñar en oro

La 89 edición de los Oscar ha finalizado y ha dejado todo un reguero de lecturas y críticas para analizar. A los ojos del mundo entero, y en directo, salieron a luz numerosos fallos y problemas que encontraron su cima en el aparatoso y chapucero desenlace.

Todo un ejercicio de confusión bochornoso, dando la sorpresa en el momento más importante de la noche, la entrega del Oscar a mejor película. La gran favorita en esta categoría de todas las quinielas y casas de apuestas era claramente, La ciudad de las estrellas, pero ocurrió algo relativamente inesperado con la aparición estelar y por sorpresa de una producción independiente que no había hecho mucho ruido hasta ese momento, Moonlight.

Un acto que pasa automáticamente a la historia de los grandes fallos y sorpresas del mundo del espectáculo. Algo que nadie podría imaginar en una gala rodeada por grandes medidas de seguridad y poderosos esquemas de protocolo de cara a la galería. A lo largo de la historia de la celebración de los Oscar, han ocurrido diversos episodios curiosos y bochornosos, pero pocos como el vivido en la 89 edición de los Oscar.

La confusión surge de un sobre equivocado en el momento de la entrega del premio, pero no fue el único error de la noche. En este punto es inevitable recordar un clamoroso error en el In memoriam, donde aparecía la imagen de la productora Jan Chapman, en el lugar de la fallecida, Janet Patterson. Un fallo que no se debe a un problema del directo, puesto que el video que ofrece la Academia en el In memoriam suele estar preparado con tiempo. Algo que, evidentemente, se puede cuestionar en estos momentos.

Estos fallos vividos en la gala, dejan en muy mal lugar a la Academia y a los organizadores de la gala. Resulta sorprendente como con todo el dinero invertido en la preparación de la gala haya podido suceder semejante espectáculo.

Os dejo con la lista de la compra, para que os hagáis una idea de las grandes cantidades de dinero que se emplearon para llevar a cabo la gala. Tomad nota en dólares:
- Sobres: 200 $
- Una estatuilla: 900 $
- Alfombra roja: 30.000 $
- Hacer campaña para competir por el Oscar: 10 Millones $
- Total de la gala: 45 Millones $




Ahora todo el mundo recordará la gala del bochorno vivido y la sorpresa dada, pero yo quiero realizar un análisis en profundidad del asunto ocurrido. El espectáculo visual ofrecido, la iluminación, el vestuario, las estrellas, las joyas y todo lo que rodea a la ceremonia de los Oscar se consigue con grandes cantidades de dinero, pero echarlo a perder todo en un momento de confusión, eso no tiene ni precio, ni perdón.



Leer más...

14 mar. 2017


Escapar es la clave

Adaptación cinematográfica de la novela de James Dashner que es el primer paso de lo que se antoja como una saga adolescente preconcebida para crear nuevos adeptos y generar muchos ingresos de la nada.



La productora se asegura ofrecer al espectador una franquicia efectiva, empleando a un director inexperto y fácil de manejar, Wes Ball, que a su vez, aprovecha la oportunidad concedida, con relativo acierto. 



El argumento ubica con celeridad al espectador en un mundo futuro, presentando nuevas normas y situaciones para el protagonista que deberá ir adaptándose progresivamente. Un lugar rodeado de altísimos muros con dos portones que todas las mañanas se abren y dan paso a un inmenso laberinto. De noche, las puertas se cierran y por el laberinto circulan unas aterradoras criaturas llamadas laceradores. Todo lo que ocurre en el lugar sigue unas pautas: al abrirse las puertas algunos chicos salen a correr al laberinto para buscar una salida.



Tiene un comienzo intrigante y atractivo que plantea numerosas cuestiones y desarrolla todo un esquema familiar de supervivencia, dejando claras las normas básicas de convivencia a partir de las cuales el espectador se sitúa en la trama con facilidad. El argumento tiene un desarrollo pausado y previsible, pero logra mantener la atención del espectador en todo momento, logrando ofrecer momentos de tensión y suspense acertados.



Cuenta con un reparto de jóvenes adolescentes que cumplen con los tópicos habituales de este tipo de género y logran resultar convincentes. Los vínculos y relaciones que se establecen entre los diversos personajes entran dentro de lo previsto, ofreciendo un entretenimiento pasajero interesante.



Los responsables de la película logran jugar con el misterio que se esconde tras las paredes del laberinto, potenciando la sensación de miedo y riesgo que corren los protagonistas. Optan por sugerir en lugar de mostrar, manteniendo la intriga hasta el momento de dar a conocer los peligros que habitan tras el muro, con unos convincentes efectos especiales y sin caer en el abuso de los mismos. La película presenta problemas de ritmo y cae en la trampa de las recientes adaptaciones modernas, pensando en posibles secuelas. Los responsables de la película se olvidan de dar unidad a la misma, ofreciendo un desenlace demasiado precipitado y encontrando una solución excesivamente fácil a todo el problema.



Cumple con lo que se espera de ella, pero no resulta especialmente memorable ni sorprendente. Me atrevería a decir que es aburrida en determinados momentos. Una primera fase de un futuro viaje que no se si terminaré de realizar, porque lo visto hasta el momento no me ha convencido por completo, seguramente vea las siguientes adaptaciones por inercia, pero no por devoción. Como experimento cinematográfico tiene encanto y ha servido de inspiración para muchos creadores del séptimo arte, así que tiene su mérito por ser atrevida y original.




Leer más...

7 mar. 2017


Pobre e inverosímil

Tras el suicidio de su mujer, un prestigioso psicólogo se irá a vivir con su hija a las afueras de la ciudad para superar el trance, pero pronto comenzarán a suceder extrañas situaciones.  
Endeble trama argumental que mezcla terror y psicología, sin llegar a resultar convincente en ninguno de los dos apartados, resultando pobre e ineficaz. Presenta un desarrollo que no consigue despertar el interés del espectador, alimentándose de extrañas situaciones para llegar a despertar cierta curiosidad. 


Genera y emplea situaciones que resultan forzadas y que carecen del efecto que pretenden, convirtiendo el desarrollo de la trama en una sucesión de situaciones que pretenden ser inquietantes sin conseguir producir ese efecto. Deja la sensación de echar a perder la calidad interpretativa de gran parte del reparto, donde Elizabeth Sue (El efecto dominó, Leaving Las Vegas, Corazones y almas, La casa al final de la calle) y Famke Jansen (Hansel & Gretel: Cazadores De Brujas, X-men, House On Hounted Hill)son meros adornos que acompañan a un pobre, Robert De Niro (El becario, La gran estafa americana, Malas calles, Toro salvaje, Ronin, Luces rojas, Jackie Brown, Taxi driver, La gran revancha, El padrino II, Caza humana, Uno de los nuestros), que queda eclipsado por la emergente, Dacota Fanning (La guerra de los mundos, Yo soy Sam, El juego de la venganza, Push), la única que consigue alterar la monotonía del relato.  


Los responsables de la película no cuidan el desarrollo de los personajes, las situaciones que se generan en torno a ellos son poco creíbles y todo se desarrolla sin pena ni gloria.  La película pretende repetir el éxito de El Sexto sentido, con un intérprete de renombre, en este caso, De Niro, y una joven muchacha, empleando el giro argumental gratuito y echando a perder la  poco sólida trama argumental, ofreciendo un resultado pobre e inverosímil en el que las piezas no encajan.


En resumidas cuentas, lo mejor que podemos hacer con esta película es buscarle un buen escondite para no verla mucho.  

Leer más...

4 mar. 2017


Todo un reconocimiento histórico

La bochornosa y lamentable 89 edición de los Oscar, deja algunas curiosidades importantes para la historia de los Oscar. El error garrafal en la entrega del Oscar a mejor película, junto con otros errores de bulto, han hecho que determinados detalles no tengan la repercusión necesaria.
Lejos de la polémica racial existente en el año 2016, en la  89 edición de los Oscar, era la primera vez que tres actrices afroamericanas estaban nominadas en el mismo apartado. Todo un hito para la historia de los Oscar. Viola Davis, Naomie Harris y Octavia Spencer han combatido por la estatuilla dorada junto a veteranas como Nicole Kidman y Michelle Williams.
Viola Davis ganó el Oscar a mejor actriz secundaria. La intérprete, que fue favorita en todo momento, se alzó con el galardón en la 89 edición de los premios más importantes del cine y se ha convertido en la primera actriz negra en ganar un Oscar, un Emmy y un Tony. Todo un reconocimiento histórico que merece ser uno de los grandes momentos de la 89 edición de los Oscar.

Leer más...

28 feb. 2017

Premios políticos


Cortina de humo

La 89 edición de los Oscar ha finalizado y ha dejado todo un reguero de lecturas y críticas para analizar. A los ojos del mundo entero, y en directo, salieron a luz numerosos fallos y problemas que encontraron su cima en el aparatoso y chapucero desenlace.

Todo un ejercicio de confusión bochornoso, dando la sorpresa en el momento más importante de la noche, la entrega del Oscar a mejor película. La gran favorita en esta categoría de todas las quinielas y casas de apuestas era claramente, La ciudad de las estrellas. Pero ocurrió algo relativamente inesperado, con la aparición estelar y por sorpresa de una producción independiente que no había hecho mucho ruido hasta ese momento, Moonlight.

Ahora que ha pasado relativamente poco tiempo, quiero dejar claro que la 89 edición de los Oscar ha dejado patente que hay algo más allá de la sorpresa y que ésta, no era tal. Todo el alboroto generado deja en segundo plano la campaña existente y presente a lo largo de la gala contra el presidente, Donald Trump y sus últimas decisiones, consideradas por la mayoría del sector como racistas y xenófobas.

La gala de los Oscar y el proceso de selección de los ganadores, siempre ha ido acompañada por la sombra de la política y el marketing. Muchas productoras se lanzan a hacer campaña, invirtiendo grandes cantidades económicas que rondan una media de 10 millones de dólares para conseguir cierta repercusión. Ahora bien, para llegar a comprender la sorpresa y asimilar lo ocurrido, hay que echar la vista atrás y tirar de memoria.

No hay que ser un ilustre para llegar a tomar conciencia de lo ocurrido en las sombras, como si de una serie de televisión se tratase. Sólo hay que recordar lo ocurrido en capítulos anteriores para atar cabos y llegar a numerosas conclusiones donde los intereses políticos salen a la luz.

Se trata de una gala de cine, pero hay que recordar la campaña hacía la presidencia de Estados Unidos, la inesperada y polémica selección del presidente, Donald Trump, sus declaraciones contra los inmigrantes, la mujer y cómo llegó a criticar a grandes intérpretes, como: Meryl Streep (Los puentes de Madison), hecho que tuvo un efecto boomerang, haciendo que todo lo lanzado por la boca del presidente se volviera en su contra, haciendo que numerosos intérpretes y compañeros de la industria de Hollywood lanzaran sus particulares campañas contra el presidente. En este punto es inevitable recordar a la propia Meryl Streep en la gala de Los Globos de oro, Robert De Niro (Heat), Natali Portman (Léon, el profesional) y el boicot del director de cine iraní, Asghar Farhadi (Nader y Simin, una separación). Recordemos que el ganador del Oscar a mejor película extranjera en 2011, por Nader y Simin, una separación, renunciaba a asistir a la gala, tras las medidas migratorias del presidente de los Estados Unidos. 

Había muchos rumores sobre las posibles críticas que iban a llegar en los discursos de los premiados, pero curiosamente esto no ocurrió y el simple hecho de que Moonlight se convirtiera en la ganadora a mejor película, ya pone de manifiesto el carácter político de la gala.

Como si de una cortina de humo se tratase, todo el alboroto generado por la bochornosa sorpresa final camufla lo que se esconde detrás de todo el asunto si realizamos un análisis en profundidad de los premios otorgados y lo vemos todo como una especie de mensaje para el presidente. La Academia de Hollywood no es partidaria de su presidente y se lo hace saber con sus premios a la mejor película para Moonlight y a la mejor película de habla no inglesa, El viajante.

Lejos queda la polémica del año 2016, en la que se hablaba de falta de igualdad por parte de la academia con los candidatos de color. Con las polémicas declaraciones del presidente Trump, la Academia de Hollywood se reconcilia de alguna forma con los candidatos de color y los inmigrantes, recordando que América siempre ha sido un país de democracia y libertad.

Si La ciudad de las estrellas representaba a una América edulcorada e idealizada con brillo y esplendor, El viajante y Moonlight abren las puertas para el mundo de las libertades de los inmigrantes y la diversidad en una nueva lucha por la libertad.




Leer más...