10 dic. 2016

Magia del cine, Brokeback mountain


Ojo al dato

Os dejo con una breve pero peculiar anécdota, relacionada con la famosa película dirigida por Ang Lee, Brokeback Mountain, donde se presenta y desarrolla la historia de amor pasional entre dos hombres, interpretados por: Heath Ledger (El caballero oscuro, El patriota), Jake Gyllenhaal (Brokeback Mountain, Código fuente, Donnie Darko, Nightcrawler, Amor y otras drogas, Prisioneros, Enemy, Zodiac, Sin tregua).
Michelle Williams se despierta

Lo curioso del asunto reside en que tratándose de una película donde se presenta una historia que toca el tema de la homosexualidad entre dos hombres, los desnudos estén protagonizados por las dos mujeres integrantes del reparto: Anne Hathaway (Alicia en el país de las maravillas, Los miserables, Interstellar, El caballero oscuro: La leyenda renace, El becario, Passengers, Amor y otras drogas) y Michelle Williams (Mi semana con Marylin; Oz, un mundo de fantasía, Species, Shutter island, Halloween: H20. Veinte años después, La lista). Me pregunto qué hubiera pasado si Pedro Almodóvar (La piel que habito), llega a rodar esta historia.
Anne Hathaway, con ganas de marcha
Os dejo con un par de imágenes que demuestran lo dicho, seguro que a algunos sectores del público, les hubiera gustado ver un poco más de carne de los intérpretes masculinos. Es para quedarse estupefact@s.


Leer más...

7 dic. 2016

Bruce Lee, lecciones (17)


Controla la maquinaria 

Cuerpo y mente deben estar en equilibrio para dominar la maquina que llevamos en el día a día. Controla la maquina y evita el derrumbe de todo. 



Leer más...


Más de lo mismo

Seguimos repitiendo historias e ideas ya empleadas en mil ocasiones. Las productoras siguen dejando claro que no hay ideas frescas y siguen apostando por cosas que siempre funcionan. En este caso, vuelven a presentar y a explotar una historia que tiene a un tiburón como invitado estrella. Dirige la función el director Español, Jaume Collet-Serra (Una noche para sobrevivir, La Casa de cera, Sin identidad, La huérfana, Non-Stop), desarrollando una historia totalmente previsible e insatisfactoria. Una verdadera decepción que no llega a ofrecer nada verdaderamente innovador, cayendo en la reiteración de ideas vistas en otro tipo de producciones similares.

Los responsables de la película se apoyan en un argumento endeble y carente de verdadero interés, ajustándose a los tiempos y esquemas habituales de este tipo de productos. Todo lo que presentan se antoja reiterativo y no llega a sorprender en ningún momento. No hay efecto sorpresa y todo se reduce a prolongar en exceso una historia que Steven Spielberg bordó en los minutos iniciales de Tiburón, haciendo que cualquier imitación posible quede siempre a la sombra de lo que hizo el rey Midas de Hollywood.

Cuenta con escenas preciosistas y bien rodadas de surf, algo que puede hacer las delicias de los amantes de este deporte, pero lo cierto es que para el resto de mortales no sea un aliciente suficientemente atractivo. La historia y el desarrollo de los acontecimientos son insostenibles, haciendo que todo pierda credibilidad. En este aspecto es inevitable mencionar la presencia constante de una gaviota en pantalla y la curiosa compañía que hace a la protagonista. Algo verdaderamente ridículo.

Una película que no me ha parecido lo suficientemente interesante para no aburrirme. Un rollo previsible en el que se intuye todo y no se cree absolutamente nada. Mucho bombo y platillo le han dado los críticos, pero lo cierto es que hubiera sido mejor no verla nunca. Cuenta con una cuidada fotografía, buenos paisajes y una banda sonora que encaja bien en las secuencias empleadas, pero después de tanta corrección y tanto cuidado visual, queda en un relato vacío e intrascendente.

El argumento es, en apariencia, sencillo, y los responsables de la película ofrecen un tratamiento elegante y cuidado de la imagen, dejando un pequeño relato que abusa de situaciones vistas con anterioridad en otras producciones. En este punto es inevitable recordar productos similares, como: El arrecife, Tiburón, Marea letal, Deep Blue sea, Piraña, Naufrago, CarnadaSharknado, entre otras muchas.

En resumidas cuentas, Infierno azul, ofrece lo que promete, pero en lo que se refiere al título puesto que presenta un auténtico infierno azul, difícil de soportar durante su corta duración. Espero que empiecen a hacer cosas nuevas.

Leer más...

Uno para todos

El apasionante y fascinante director, Mel Gibson (El hombre sin rostro, Braveheart, La pasión de Cristo, Apocalypto), vuelve a dejar patente su atrevimiento a la hora de abordar temáticas en las que dar rienda suelta a su particular estilo visual y empleo de la violencia, para trasladar mensajes claros al espectador. En esta ocasión se apoya en un relato basado en hechos reales, desarrollando la historia de un hombre que se alistó para combatir en la segunda guerra mundial de una forma particular, desentendiéndose del empleo de cualquier arma.
La premisa de la historia y el propio pensamiento del protagonista, se pueden antojar insostenibles, en un mundo envenenado por la violencia y el rencor, pero curiosamente, todo lo ocurrido y presentado, se apoya en una historia real.


No cuenta nada realmente nuevo, eso tenedlo claro, pero la clave está en cómo lo cuenta. Podemos encontrarle diversos paralelismos argumentales y ofrece situaciones vistas en numerosas producciones bélicas, como: Oficial y caballero, El desafío, Pearl Harbor, Hombres de honor, El sargento de hierro, En tierra hostil, La delgada línea roja, El francotirador, Cartas desde Iwo Jima, Gallipoli, La cruz de hierro, El único superviviente, Doce del patíbulo, Corazones de hierro, Los Panzers de la muerte,  Apocalypse Now, Monuments men, Platoon, La chaqueta metálica, Tiempos de gloria, Senderos de gloria y sobre todo de Salvar al soldado Ryan. En este punto merece la pena resaltar que la historia vista en Hasta el último hombre, da la vuelta a lo visto en Salvar al soldado Ryan. En aquélla, un grupo de hombres se preparaban para salvar a uno y en ésta que nos ocupa, un hombre es el encargado de salvar a un grupo de soldados.
Los responsables de la película presentan la historia en tramos bien definidos y diferenciados. Ofrecen un esquema sencillo y previsible, donde presentar al personaje principal, su crecimiento como persona y sus motivaciones, para trasladarlo de una forma dinámica a los campos de preparación, con destino a una de las grandes batallas de la segunda guerra mundial.


Cuenta con una exquisita fotografía, espectaculares secuencias bélicas y una banda sonora que encaja bien en las mismas, dejando detrás de tanto reguero de sangre, un mensaje que deja espacio para la luz entre tanta oscuridad.
Existe una historia emocionante y llena de gancho, donde se cuestionan los principios del individuo frente a las normas del ejército, haciendo que el espectador llegue a cuestionarse diversos puntos de interés.


Es una gran producción bélica que no deja indiferente y se coloca inevitablemente entre las grandes producciones ubicadas en la contienda de la segunda Guerra Mundial, donde hay espacio para el amor, la amistad, la camaradería, los principios del individuo y las convicciones religiosas, en un mundo gobernado por seres superiores empeñados en enfrentarse en una guerra atroz.
Mel Gibson, no defrauda y se consolida como todo un visionario, capaz de hacer pura poesía con las imágenes que muestran una batalla campal encarnizada, haciendo realidad lo que indudablemente fueron pesadillas para muchos de los combatientes de la Segunda Guerra Mundial. Deja espacio para sus propios pensamientos e inquietudes personales, en cuanto a religión y principios éticos y morales se refiere, evitando caer en un relato plagado de explosiones y balas que no llegan al espectador. Ofrece momentos de puras emociones y realismo, haciendo que el espectador llegue a ser sorprendido en cada instante. Puede que en algunos puntos del relato, abuse de intentar trasmitir una belleza poética, casi religiosa, pero es algo que se le perdona, puesto que, como el propio protagonista hace, ha sido fiel a sus principios y particular forma de hacer cine.


En esta ocasión y después del prestigio obtenido, gracias a algunos de sus éxitos de crítica y público, el director cuenta con un reparto conocido, con integrantes masculinos que logran estar a la altura de la calidad que atesora el conjunto de la producción. Destaca la labor de Andrew Garfield (La red social, The amazing Spiderman) como protagonista absoluto, acompañado por conocidos intérpretes, como: Sam Worthington (Al borde del abismo, Avatar, Tierra de asesinatos, La deuda), Vince Vaughn (Starsky & Hutch: La película) y un excelente, Hugo Weaving (El atlas de las nubes, Matrix).
A lo largo del desarrollo de la historia, se aprecian claros guiños a algunas de las películas de su director, haciendo que resulte inevitable recordar las cruentas batallas ofrecidas en Braveheart, las intensas persecuciones vistas en Apocalypto y la búsqueda del mensaje de fe y sacrificio, trasmitidos en La pasión de Cristo.


Atrapa el corazón del espectador y lo remueve, poniendo a prueba su capacidad para soportar las oleadas de violencia y emociones, en un espectáculo dantesco e inolvidable.
En resumidas cuentas, Hasta el último hombre no deja indiferente a ningún espectador y consigue mantener a su director, en el pedestal que se merece. Pocos directores, llegarán a  conseguir ofrecer trabajos de tan inimitable calidad.




Leer más...

¿Le conocemos?


¿Quién es y en qué película sale así?

Hola queridos seguidores, hoy os traigo una imagen terrorífica y poco conocida de una de las grandes estrellas del cine clásico, si soléis leer nuestro espacio no os costará reconocerla.
Últimamente algun@ de nuestros seguidores está resolviendo las propuestas con facilidad, así que he decidido poner las cosas un poco más difíciles. Quiero poneros a prueba a tod@s. Este caballero que veis en la imagen, ya no sigue vivo en la vida real. Para los insensatos que no nos sigan habitualmente, les voy a dejar una serie de pistas a ver si con la información conseguís descubrir su identidad. No perdáis detalle de las palabras clave en cursiva.
Este caballero de la imagen forma parte de La historia de la humanidad. Tuvo Las llaves del reino de La mansión de los horrores, donde creó El club de los monstruos, convirtiéndose en El amo del mundo junto al amor de su vida Laura.
Seguro que con estas pistas ya sabéis de qué intérprete se trata y para resolver el misterio de la película, deciros que su título tiene un color muy vivo en femenino, aunque representa al lado opuesto de la vida.
Ahora solo os queda decir quién es y en qué película del demonio se deja ver de esta manera. Espero vuestras respuestas y las quiero bien escritas. Vais sufrir más que en el infierno y voy a derretir vuestras mentes. Es hora de pensar y pelear por la solución, tenéis tiempo porque han anunciado lluvia.




Leer más...

6 dic. 2016


Acción ejecutiva y J.F.K.: Caso abierto

Todos sabemos que gran parte de las cosas y temáticas están inventadas en el mundo del cine y como ya comentábamos en el especial de Remakes y reboots, Hollywood se sigue alimentando de sus éxitos. Ahora quiero dejar claro que en ocasiones, hay productos que quedan como grandes éxitos, apoyados en historias presentadas anteriormente. Este es el caso de la ganadora de 11 Oscars, Ben-Hur que ya en sí misma, era un remake. Ahora quiero que observéis las similitudes existentes entre dos películas apoyadas en el desarrollo del asesinato del presidente John Fitzgerald Kennedy.
Kevin Costner como Jim Garrison
En este punto quiero recordar el éxito cosechado por la película dirigida por Oliver Stone, J.F.K.: Caso abierto y las similitudes de temática que presenta con un trabajo anterior, Acción ejecutiva. Ésta última, con Burt Lancaster (Voces de muerte, Aeropuerto, El hombre de Alcatraz, Vencedores o vencidos, Los profesionales, De aquí a la eternidad, En nombre de la ley, Novecento, El último de la lista, La fortaleza, La rosa tatuada, Duelo de titanes, Mesas separadas, El fuego y la palabra) y Robert Ryan, entre los integrantes de su reparto.
Burt Lancaster como Jim Garrison
En las imágenes de muestra, podéis ver las similitudes que se encuentran entre las dos películas y los sucesos registrados en la realidad. Os animo a ver las dos películas y veréis que cuentan lo mismo, pero que la mano del director Oliver Stone (Snowden, La mano, Wall Street: El dinero nunca duerme, Alejandro Magno, Wall Street, J.F.K.: Caso abierto, Comandante, Salvajes, El cielo y la tierra, Giro al infierno, Nixon, Un domingo cualquiera, Asesinos natos, Platoon, Hablando con la muerte, World Trade Center, The doors, Nacido el 4 de Julio, W.) en el montaje, tiene mucha relevancia en el resultado final. Algo que demuestra que en ocasiones, una misma historia se puede presentar y desarrollar de una forma novedosa y atractiva, logrando superar el nivel de su predecesora.



Leer más...

World Trade Center (2006)



Precipitada e impropia

Posiblemente nos encontremos ante una precipitada e innecesaria aproximación a uno de los hechos históricos más terroríficos e impactantes de la historia mundial, el ataque terrorista a las torres gemelas.

El polémico y atrevido director, Oliver Stone (Snowden, La mano, Wall Street: El dinero nunca duerme, Alejandro Magno, Wall Street, J.F.K.: Caso abierto, Comandante, Salvajes, El cielo y la tierra, Giro al infierno,  Nixon, Un domingo cualquiera, Asesinos natos, Platoon, Hablando con la muerte, The doors, Nacido el cuatro de Julio, W.), tuvo el valor y la osadía de presentar una película arriesgada, con el fin de realizar un homenaje a las víctimas del atentado y, de paso, hacer caja a partir de un hecho verdaderamente estremecedor.

La película vio la luz cuatro años después del famoso atentado y da la sensación que se hizo precipitadamente para aliviar el nerviosismo y el dolor de los americanos, ofreciendo un relato patriótico y lleno de sentimentalismo con el que homenajear a los hombres que tuvieron el valor de acudir a la llamada del desastre. La proximidad de los acontecimientos vividos el 11 de septiembre de 2001, con el estreno cinematográfico, es un factor que no jugó a favor de la película. Los hechos vividos  en la realidad supusieron un duro golpe emocional para el mundo, algo que difícilmente una película logre superar.

La puesta en escena de Stone no presenta el nerviosismo y tensión de la realidad, haciendo que no resulte convincente la actitud de ninguno de los personajes. En el reparto podemos encontrar a unos discretos Nicolas Cage (Pay the ghost, Tokarev, La roca, Al límite, Bajo amenaza, Cara a cara, Contrarreloj, Caza al asesino, Leaving Las Vegas, Ghost rider: Espíritu de venganza, El pacto, En tiempo de brujas, Con air, Asesinato en 8 mm.) y Michael Peña (Sin tregua, Shooter: El tirador, 30 minutos o menos, La gran estafa americana, El inocente, Crash, Brigada de élite), encarnando a dos de los integrantes del cuerpo de bomberos que aparecieron en el fatídico lugar. El director ofrece un tratamiento respetuoso de los sucesos y centra la atención del espectador en un relato intimista, donde se presenta paulatinamente el estilo de vida y las preocupaciones del día a día de sus personajes. Deja espacio para momentos emotivos, combinando con imágenes propias de una película de catástrofes, pero en ningún momento logra  emocionar al espectador, haciendo que la película resulte monótona. Todo queda recogido con artificialidad, apoyándose en unos diálogos vacíos y deplorables, llenos de carga emocional gratuita donde no se respira autenticidad en ningún momento.

Le falta tensión y verdadero sentimiento, quedándose en un relato edulcorado y propio de los tiempos de propaganda bélica. Oliver Stone ofrece una visión de los hechos impropia de él, apostando por la corrección y lo idealizado.




Leer más...

5 dic. 2016


Tropieza al final

Atractivo y prometedor relato de terror, con Kevin Bacon a la cabeza del reparto, de una historia dirigida y firmada por el guionista de Parque Jurásico, David Koepp (Sin frenos, Efecto domino, Mortdecai, ¡Me ha caído el muerto!, La ventana secreta), desarrollando la historia de un hombre que comienza a tener visiones extrañas después de haber sido sometido a una sesión de hipnosis.

La película presenta una historia interesante que conecta con el espectador desde la realización de la sesión de hipnosis, con una puesta en escena cuidada y elegante, pero no llega a resultar completamente satisfactoria. El argumento y el desarrollo de diversas situaciones se antojan inconexos a pesar de los intentos de su director por darle cierta forma al conjunto.

Koepp intenta ofrecer un relato sólido y bien desarrollado, cometiendo el error de caer en el empleo de situaciones de terror forzadas. Cierto es que consigue ofrecer situaciones incómodas e inquietantes para el espectador, pero abusa del susto fácil, con el empleo abusivo de subidas de volumen en los momentos correspondientes para potenciar el impacto. Algunas de estas escenas resultan verdaderamente incómodas de ver, haciendo mención especial a la pérdida de uno de los dientes del protagonista.

Kevin Bacon (Super, Coche policial, Sentencia de muerte, J.F.K.: Caso abierto), se convierte en el autentico protagonista de la historia, ofreciendo una correcta e intrascendente interpretación, cumpliendo con el expediente pero sin llegar a resultar memorable. Las situaciones y comportamientos enfermizos de su personaje llegan a resultar excesivamente forzados e incomprensibles.

La película alcanza un desenlace precipitado en la que el director intenta dar respuesta a todas las cuestiones planteadas, inicialmente, sin conseguir ofrecer un trabajo completamente satisfactorio. Todo se antoja forzado y previsible, cayendo en un final aparatoso, donde poco o nada tiene sentido en una película que va de más a menos progresivamente. Parece que el director quiere hacer honor al título de la misma y tropezar en El último escalón, ofreciendo una caída irremediable.




Leer más...

¿Le conocemos?


¿Quién es y en qué película sale así?

Hola queridos seguidores, hoy os traigo una imagen terrorífica y poco conocida de una de las “grandes” estrellas del cine clásico, si soléis leer nuestro espacio no os costará reconocerla.
Últimamente algun@ de nuestros seguidores está resolviendo las propuestas con facilidad, así que he decidido poner las cosas un poco más difíciles. Quiero poneros a prueba a tod@s. Para los insensatos que no nos sigan habitualmente, les voy a dejar una serie de pistas a ver si con la información conseguís descubrir su identidad.
Le hemos visto enfrentándose a uno de los grandes espías del cine de todos los tiempos, llevando consigo un nombre que serviría para dar título a una famosa película de un escualo dirigida por El rey midas de Hollywood. Esta imagen corresponde a la película que tiene como protagonista a uno de los tipos duros que sirvieron para dar nombre al bar de copas de Mauricio Colmenero.
Seguro que con estas pistas ya sabéis de qué intérprete se trata y para resolver el misterio de la película, deciros que en esta película un traumatólogo de apellido Bones, se tuvo que hacer de oro. Ahora solo os queda decir quién es y en qué película se deja ver de esta forma tan pasada de moda, con esas hombreras. Espero vuestras respuestas y las quiero bien escritas.



Leer más...

Las vueltas que da la vida

La vida da muchas vueltas y eso lo sabemos todos. Ahora os traigo una curiosidad que nos da muestras de esa pequeña gran oración, encontrando una curiosa casualidad que podemos ver entre los integrantes del reparto Malditos bastardos y Spectre. Quién nos iba a decir que una joven desconocida y atormentada por la presencia de Christopher Waltz (Django desencadenado, Big eyes) en Malditos bastardos, Léa Seydoux (Misión imposible: Protocolo Fantasma, El gran hotel Budapest, La bella y la bestia), se iba a convertir en una valerosa aliada de James Bond, para luchar contra el propio Waltz en Spectre. En las imágenes, tenéis las  pruebas del hallazgo. 

Leer más...

4 dic. 2016



Mundo negro

Interesante e inspirador drama racial dirigido con buena mano por John Singleton (Sin salida, Cuatro hermanos, A todo gas 2, Shaft the return), plasmando y desarrollando la violencia y estilo de vida que rodea a una comunidad negra, donde la esperanza por un buen futuro para todos queda en entredicho.


Los responsables de la película se apoyan en un argumento llamativo y provocador, con el que consiguen poner de manifiesto la crudeza del estilo de vida en una comunidad habitada por sociedades marginales, donde el crimen y la violencia están a la orden del día y marcan el futuro de sus habitantes.


Los chicos del barrio, se convierte en una interesante y poderosa crítica social, donde el director plasma una realidad silenciada durante muchos años. Consigue presentar una atmósfera insana, en una sociedad violenta golpeada y acechada por el crimen y los excesos, poniendo de manifiesto las duras condiciones en las que viven ciertas minorías. La película se centra en el estilo de vida de un grupo de jóvenes negros y tiene un desarrollo interesante, quedando presente en todo momento, el clima de violencia en el que viven.


En el reparto podemos encontrar a unos correctos Cuba Gooding. Jr (Pearl Harbor, Me llaman radio, Mejor… Imposible, American Gangster, Instinto, Hombres de honor, Jerry Maguire), Ice Cube (Infiltrados en clase, Anaconda, Infiltrados en la universidad, Fantasmas de Marte, Tres reyes) y Laurence Fishburne (Apocalypse Now, Batman v. Superman: El amanecer de la Justicia, La señal, El hombre de acero, Asalto al distrito 13, Blindado, Matrix, Causa justa, Predators, Horizonte final), ofreciendo un trabajo interpretativo acertado, con el que consiguen trasmitir emociones e ideas concretas y claras al espectador.

Singleton no llega a ofrecer un trabajo redondo y la película peca de resultar forzada y manipuladora, pero es innegable que presenta y desarrolla ideas de interés, con las que mantiene la atención del espectador. Los chicos del barrio, deja huella en el espectador y consigue trasmitir un mensaje claro y conciso, toda una critica a la sociedad en la que vivimos.

Leer más...

2 dic. 2016


Propuesta desaprovechada

Interesante y fallida producción de terror apoyada en una premisa sencilla y efectiva en la que el director novel, Jonathan Liebesman (Las tortugas ninja, The killing room, Ira de titanes, La matanza de Texas: El origen), desarrolla la historia de un pueblo sobre el que existen rumores y leyendas sobre un fantasma que asedia a los niños de la zona en el momento que se hace la oscuridad.

El argumento en el que se basa peca de sencillo, y el desarrollo del mismo resulta torpe y desaprovechado puesto que los responsables de la película caen en numerosos tópicos y no sacan el máximo partido a una historia que daba para potenciar mucho más el suspense y el terror, precipitándose en persecuciones plagadas de gritos que no van a ninguna parte.

Producción de terror medianamente correcta, con una premisa atractiva y prometedora en la que todo aquello que tenga que ver con la oscuridad ayuda a jugar con el suspense y el terror sugerido. Por desgracia, los responsables de la película no saben sacar el máximo partido a la propuesta, haciendo que todo quede en un relato menor.

Presenta el aspecto visual de una producción televisiva y su director consigue ofrecer algún que otro momento acertado y satisfactorio cuando explota las posibilidades que le ofrece la oscuridad para potenciar el terror. Por desgracia, estos momentos no abundan en la película. No es una película de grandes interpretaciones ni de grandes efectos especiales, quedándose en un trabajo flojo e intrascendente.

En resumidas cuentas, En la oscuridad, queda como esas propuestas interesantes que podrían haber encontrado un desarrollo mucho más acertado en otras manos.


Leer más...

1 dic. 2016

Magia del cine, El gran silencio



Callado estaba mejor

En la película dirigida por Sergio Corbucci (Los despiadados, Django, Quien tiene un amigo... tiene un tesoro, Par-Impar, El Superpoderoso, ¿Qué nos importa la revolución?, Los hijos del día y de la noche, Navajo Joe, El especialista, Minnesota Clay, Salario para matar, Los compañeros, El blanco, el amarillo y el negro), El gran silencio, surgió un pequeño problema con el actor francés, Jean-Louis Trintignant, en el papel protagonista, asunto que se resolvió de una forma ingeniosa y muy atrevida; que el personaje principal sea mudo, responde más bien a una broma de Corbucci, al llevar al extremo aquéllo de que los forajidos y leyendas del oeste nunca solían hablar mucho, aparte, también se cuenta que Trintignant dio el sí a la participación en la película, con la condición de que no fuera necesario aprenderse ningún dialogo, puesto que el intérprete francés no se manejaba muy bien con el idioma. 




Leer más...

Bruce Lee, lecciones (16)


Cuida tus pasos

Cada movimiento, decisión y posición en las cosas más insignificantes, tiene repercusión en la conclusión. Cuida tus pasos y pisa con seguridad evitando los golpes. 
America's Funniest Home Videos funny lol fail falling
Leer más...

29 nov. 2016

Dementia (1955)



Enfermiza y arriesgada obra de culto

Extraño e inquietante viaje a la oscuridad de la mente a través del mundo de los sueños en un trabajo atípico. John Parker dirige una película apoyada en un guion propio, donde adentra al espectador en un mundo de pesadilla de terror.

La historia se presenta por un misterioso narrador en un denso y oscuro blanco y negro, con el que el creador del relato da paso a una ficción que viaja por la realidad de la protagonista a través del mundo de los sueños. Una pesadilla que se desarrolla en una especie de experimento personal, donde Parker apuesta por tramos de, por llamarlo de alguna manera, cine mudo, donde casi no hay espacio para el diálogo.

El director logra crear una atmósfera incómoda constante, empleando para ello diversas secuencias pesadillescas, donde la realidad y el sueño se mezclan, logrando presentar, con nitidez, ciertas vivencias personales de la protagonista. Cuenta con una banda sonora desasosegante e incómoda, consiguiendo estar a la altura de lo que ofrece el relato pesadillesco de Parker. Es una película que podríamos denominar experimental y alejada de los tópicos, que logra dejar una sensación extraña en el espectador.

Puede confundir y resultar un viaje a la mente un tanto confuso y parsimonioso, pero no deja indiferente. Es ese tipo de productos que poseen un encanto especial. Dementia se convertiría, con el paso del tiempo, en la única película como director de John Parker, y en toda una obra de culto original e inconformista. Recomendable para aquéllos que busquen algo diferente.


Leer más...