29 abr. 2012


Cuesta creer

Película de acción con denuncia, que nos hace ver cuales son los entramados que se esconden tras las riquezas del mundo y como los países pobres son explotados por los grandes, haciendo que se generen guerras de intereses, unas veces por diamantes otras por petróleo. Guerras que de cara al público critican las grandes potencias, pero que tras el telón están muy ligadas a esas grandes potencias.


La historia engancha y no resulta pesada, solo he encontrado un tanto inverosímil algunos momentos. Cuesta pensar que pueda acabar así, ante la situación que rodea al personaje principal. De todas formas, deja buen sabor de boca y, siendo una película de acción, consigue mostrar y denunciar algunas situaciones que se viven en los "países pobres".


El argumento es, en apariencia, sencillo, y los responsables de la película ofrecen un tratamiento elegante y cuidado de la imagen, dejando un pequeño relato que abusa de situaciones vistas con anterioridad en otras producciones.


En el reparto destaca la presencia de Leonardo DiCaprio, Jennifer Connelly, Djimon Hounsou y Arnold Vosloo, donde merece la pena destacar la labor ofrecida por el trío protagonista, donde DiCaprio deja muestras de su calidad como intérprete y empieza a alejarse de la figura del ídolo de jovencitas.


Cuenta con una cuidada fotografía, buenos paisajes y una banda sonora que encaja bien en las secuencias empleadas. Más allá de las correcciones técnicas, logra plasmar y trasmitir la cruda situación que se vive en algunos países.  
Diamante de sangre, no queda como un diamante brillante, puesto que presenta algunas irregularidades, pero lo cierto es que es un trabajo interesante, correcto y digno de ver.



1 comentario :

  1. cine de acción con argumento. ¿veis amigos yankis como cuando quereis no es tan dificil?.

    ResponderEliminar