1 may. 2012

Acero puro (2011)


Sin pena ni gloria

Presenta excesivos paralelismos y similitudes con películas de boxeo vistas anteriormente, careciendo de cualquier punto de originalidad. Es la historia mil veces contada, con la única diferencia de que los que combaten son robots en lugar de personas.
Los efectos están logrados, pero después de haber visto un anuncio de coches en el que se presentaba un robot similar, pierde el efecto sorpresa que pudiera tener.
Nos presenta al nuevo estereotipo de padre irresponsable e hijo, que deben llegar a entenderse, que sigue el tradicional esquema de situaciones vistas anteriormente.
Los combates pueden resultar apasionantes para los jóvenes de la casa, pero se limitan a la tecnología, sin llegar a transmitir grandes cosas.
Debe de ser muy cansado pegar puñetazos al aire, unos movimientos que vistos desde fuera resultan ridículos, tiene merito lo de Hugh Jackman para llegar a creerse el papel que está realizando.
No deja de ser una historia de sobremesa de buenas intenciones, con búsqueda sensiblera, que pasa sin pena ni gloria.

4 comentarios :

  1. Susanna Quintana3 de mayo de 2012, 10:09

    Ya, ya... pero el papi está bastante bien, ¿eh?... que hay que decirlo todo.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre pensando en lo mismo querida Susanna, jejeje.

      Eliminar
  2. Susanna Quintana3 de mayo de 2012, 10:10

    Já..!!.. Me encanta eso de 'DEMUESTRA QUE NO ERES UN ROBOT' para poder poner el comentario...;)

    ResponderEliminar
  3. Película palomitera para los peques y medianos de la casa, por lo demás poco que decir. No aporta nada interesante al séptimo arte.

    ResponderEliminar