6 may. 2012


Un muerto muy gracioso

Disparatada y gamberra comedia de enredo en la que dos jóvenes deberán hacerse cargo de un peculiar sujeto que aparece muerto, dando paso a toda una odisea para intentar que no se descubra al muerto.

Con una producción de estas características y con una premisa inicial surrealista, puedo decir que tiene verdaderos puntos cómicos y situaciones de lo más disparatadas, llenas de chispa e ingenio.

El trabajo llevado a cabo por el intérprete, Terry Kiser, resulta sensacional. Es increíble como consigue despertar la simpatía del espectador haciéndose el muerto, aportando un toque gamberro y lleno de humor negro. La cara del muerto y su expresión es simplemente magistral, jamás pensé que pudiera ser tan gracioso ver a un muerto en pantalla.

Presenta y quedan en evidencia diversas irregularidades técnicas, pero no es un tema que les preocupe a los responsables de la película, ya que no se toman en serio lo que están contando, solo pretenden ofrecer un entretenimiento divertido y eso, lo consiguen con solvencia.





1 comentario :

  1. Tiene momentos divertidisimos. Igual de divertida la secuela, aunque el muerto ya huela.

    ResponderEliminar