10 may. 2012


Demasiados paralelismos 

Volvemos a encontrarnos con una nueva parte de la saga Juegos Salvajes, que empieza a explotar en exceso la franquicia. Con un argumento que sigue el mismo esquema presentado en las predecesoras. Presentación de personajes, fiesta, diversión, destape, dinero, muerte, escena erótica con aliados sorprendentes, traiciones, investigación y resolución sorprendente. Todo sigue las mismas premisas, incluso los créditos finales vuelven a ser utilizados para dar sentido o explicar algunas partes del argumento. Lamentablemente, el argumento flojea y deja de resultar tan sorprendente, posiblemente al paralelismo que existe entre esta tercera parte y la segunda parte, que ya no sorprende.
A pesar de todo, si ya conoces las versiones anteriores y conoces las normas del juego, puede ser, que llegues a disfrutarla.



0 comentarios :

Publicar un comentario