20 may. 2012

La chispa de la vida (2011)


Perdiendo la chispa que tenía

En esta ocasión, Álex de la Iglesia (El barMirindas asesinas, El día de la bestia, Acción mutante, Perdita Durango, Muertos de risaLa comunidad800 balasCrimen ferpectoLa habitación del niñoPlutón BRB NeroLos crímenes de OxfordBalada triste de trompeta Las brujas de ZugarramurdiMessiMi gran noche), nos presenta a un hombre que, en un momento de su vida, dio el bombazo con un anuncio ideado por él, pero al que ahora las cosas laborales no le marchan bien.



En este punto, quiero resaltar que parece que Álex de la Iglesia está pasando por la misma situación, desde que saltó a la fama por su Acción Mutante y El día de la bestia, está empezando a dar verdaderos síntomas de falta de ideas y, lamentándolo mucho, perdiendo mucha calidad en su cine actual.
Esta historia que nace de una situación un tanto forzada y poco creíble se desarrolla presentando una crítica a la situación en la que se encuentra el sector laboral en nuestros días y de la influencia que tiene en nuestras vidas la publicidad y la televisión.
Partiendo de ese punto, nos presenta una sociedad fría y exclusivamente preocupada por el dinero, la fama y por salir unos minutos en televisión, dejando a un lado la familia y el amor, olvidando lo que verdaderamente importa más.

A La chispa de la vida, le falta precisamente eso, chispa. El humor negro característico del cine de Álex de la Iglesia a penas hace aparición en escena, dejando el peso del humor a la presencia de rostros conocidos de la televisión como José Mota, pero que no consigue dar el nivel cómico ni dramático necesario. Queda muy por debajo del nivel que en otras ocasiones ha brindado este director, que empieza a dar la sensación de que tuvo suerte y que empieza a perder la chispa que le llevó a la fama, una lástima.

0 comentarios :

Publicar un comentario