3 may. 2012


Innecesaria

Hay cosas que tienen un tiempo y pertenecen a una época concreta, los productores se empeñan en volver a sacar partido de viejos clásicos del cine reciente, encontrándose con estrepitosos fracasos de taquilla.
Casos como Pesadilla en Elm Street, Viernes 13, Psicosis, La aventura del Poseidón, La última casa a la izquierda o ésta misma que nos ocupa, en su época consiguieron ser éxito de critica y publico, pero actualmente no han alcanzado dichos niveles.

Hagan las versiones que hagan, inevitablemente la tendencia será la de compararlas con la original y aunque puedan contar con mejores técnicas e interpretaciones, ya no tienen el mismo impacto sobre la sociedad, debido a que la mentalidad y visión de la sociedad ha ido cambiando con el paso del tiempo. De tal forma que nos encontramos en este caso, con la nueva versión de Perros de paja que no presenta excesivas variaciones respecto al original. A pesar de contar con escenas similares y casi calcos, no consigue transmitir la crudeza del original.
El argumento es, en apariencia, sencillo, y los responsables de la película ofrecen un tratamiento elegante y cuidado de la imagen, dejando un pequeño relato que abusa de situaciones vistas con anterioridad en otras producciones.

Es una copia de un cuadro exacta del trabajo llevado a cabo por Sam Peckinpah, pero no llega a resultar tan impactante. Pocos recordarán ésta versión que con el paso del tiempo quedará como una anécdota.



0 comentarios :

Publicar un comentario