27 may. 2012


Aventura clásica, sencilla y directa

Directa, efectiva, cinta de entretenimiento y aventuras, sin complicaciones, como una montaña rusa, según da el pistoletazo de salida, fluye sin demoras.
Se nutre de la participación de Dwayne "The Rock" Johnson (Los otros dos, El regreso de la momia) y de Michael Caine (El molino negro, La mano), que transmiten frescura a sus papeles.

La historia es sencilla y sigue las bases del cine clásico de aventuras, logrando trasladarnos a un mundo de una belleza y atractivo especial, que esconde innumerables sorpresas.
El argumento es, en apariencia, sencillo, y los responsables de la película ofrecen un tratamiento elegante y cuidado de la imagen, dejando un pequeño relato que abusa de situaciones vistas con anterioridad en otras producciones.


Los efectos especiales están logrados, aunque en algunos momentos se nota que su fin iba dirigido al empleo de proyectores en 3D, pero dentro de lo que cabe no defraudan.

Cuenta con una cuidada fotografía, buenos paisajes y una banda sonora que encaja bien en las secuencias empleadas, pero después de tanta corrección y tanto cuidado visual, queda en un relato vacío e intrascendente.

Puede que no sea una gran película en cuanto a interpretaciones, pero creo que logra su propósito, divertir, entretener y llegar a hacer pasar un buen rato.



0 comentarios :

Publicar un comentario