20 jun. 2012

Chronicle (2012)


Como un día de verano

Fresca, dinámica y atrevida nueva visión del origen de lo que podría considerarse un superhéroe.
Cuenta con un empleo de la cámara en mano presente en todo momento, pero sin llegar a marear, como ocurriera con otras tentativas similares. Se presenta como un grupo de chicos encuentra algo especial, que les dota con el tiempo de poderes relacionados con la telequinesia.
El comienzo recuerda un poco al de Los cuatro fantásticos, solo que aquí los protagonistas son tres jóvenes. Empieza entonces a desarrollarse el clásico hilo argumental, que muestra como van mejorando sus habilidades recién adquiridas, con un empleo gamberro de las mismas, donde el uso de la cámara en mano dota a las secuencias de un realismo llamativo y atractivo.
Como suele ocurrir en estos casos en los que todo parece idílico, empiezan a surgir los primeros problemas, recordando que un gran poder supone una gran responsabilidad.
El poder adquirido se convierte en una droga, componente que eleva el ego y alimenta las ansias de querer más poder, haciendo que pierdan contacto con la realidad, convirtiendo sus vidas en su peor pesadilla.
Los efectos especiales están muy conseguidos y sorprenden en una producción de cine independiente, que con el empleo de la cámara en mano logran hacernos participes de las vivencias y pensamientos de los protagonistas.
No se abusa del empleo de cámara en mano, logrando dar diferentes visiones con el empleo de diversos tipos de cámaras, dando continuidad a las secuencias de acción.
Como si de un día de verano se tratase, nos presenta un día fantástico de playa soleado que acaba oscureciendo para dejarnos en plena tormenta. Esto ocurre en esta película, Chronicle, sorprende gratamente.





0 comentarios :

Publicar un comentario