21 jul. 2012



El eterno buscavidas


Película ligera y entretenida, donde podemos disfrutar de una de las últimas apariciones del veterano, Paul Newman, en una historia llena de humor e ingenio, donde un veterano ladrón finge una parálisis cerebral para escapar de la cárcel, terminando en una residencia donde una de las enfermeras, le propone un nuevo trabajo.
Tenemos a un viejo ladrón al que interpreta Paul Newman, que consigue esquivar los barrotes de la cárcel, por las cómodas almohadas de una residencia al sufrir un ataque que lo tiene paralizado. Es entonces cuando entra en escena Linda Florentino, que conoce el historial delictivo del protagonista y que no termina de creerse la afección que parece tener el viejo ladrón.

Una de las últimas aportaciones de Paul Newman al mundo del cine, una historia que recoge un poco el envoltorio de picaresca y trampa que escondía la mirada enigmática del actor. Con ella, Newman, consigue caer de pie, logrando aquí junto con Linda Florentino, crear una pareja llena de química donde se sujetan los mejores momentos de la trama.
Comienza entonces un jocoso y divertido juego en el que la mujer hará uso de sus mejores armas para delatar al viejo truhán, abriendo una trama de engaños y suspense, lleno de picaresca.
Consigue sorprender con un trabajo agradable y desenfadado, lleno de ingenio y picaresca, donde Paul Newman, demuestra que quien tuvo, retuvo, otorgando a un pequeño papel, una entidad mayor.

Una historia ágil y divertida, donde el que mejor se lo pasa es el propio actor, recordando a algunas de las interpretaciones que le dieron la fama y el prestigio, como pueden ser las de: El golpe, El buscavidas y El color del dinero. Vuelve tras la búsqueda del dinero, con acierto y humor del eterno buscavidas.
Paul Newman, queda retratado como el eterno buscavidas y deja su sello personal en una película, que sin él, no hubiera funcionado de la misma manera.





0 comentarios :

Publicar un comentario