1 jul. 2012


Buena fiesta


Parte de un comienzo frenético, sin presentar y aclarar demasiadas cosas se lanza a la acción sin titubeos. Es mas adelante cuando se nos van presentando los personajes y la trama argumental en la que gira la historia.
Se trata de una trama de espionaje, donde Denzel Washington (Imparable, American gangster, Déjà Vu, El fuego de la venganza, Titanes, Huracán Carter, Fallen, El demonio vestido de azul), interpreta a un renegado de la CIA que es capturado y que debe ser custodiado por un hombre que aun no ha tenido la posibilidad de demostrar su valía.


Mientras están sometiendo al personaje de Washington a un interrogatorio contundente, entran en acción diferentes fuerzas de ataque que pretenden eliminar al sujeto, es entonces cuando da comienzo una carrera por salvar la vida, en la que se irán produciendo vínculos de amistad entre los dos protagonistas y que irán descubriendo los diferentes intereses que se esconden tras la persecución.


No deja de ser un thriller al uso, habitual, pero indudablemente la energía que brinda Denzel Washington con su interpretación, hace que el conjunto del trabajo resulte mucho más brillante de haber contado con otro intérprete.


Denzel, tiene la capacidad de hacer lo difícil sencillo y de conseguir que algo mediocre, alcance una fuerza e intensidad inusitada. Le acompaña en el reparto Ryan Reynolds (Buried, La proposición), ejerciendo de compañero de fatigas con una correcta aportación.


Las secuencias de acción se muestran paulatinamente y van ganando fuerza paulatinamente, junto con el entramado que se esconde detrás de la historia, que hace que no solo tenga acción, sino que posee una historia que contar que mantiene el interés.


En algunos momentos peca de un exceso de larga duración, que se podría haber evitado prescindiendo de algunas secuencias que no aportaban cuerpo al conjunto. A pesar de algunos puntos flojos, no deja de ser cine de calidad, que gana enteros por el plantel de intérpretes que participan en ella.


Nos encontramos invitados a una gran fiesta, donde ser El invitado, es un peculiar privilegio que no decepciona. Un producto de acción inteligente que merece ser visto.





0 comentarios :

Publicar un comentario