21 jul. 2012

Invictus (2009)


Distante, sin alma

Toca una historia real de grandes dimensiones y para mi gusto se queda en una pequeña obra de su director, que no consigue dar cohesión al conjunto.
Muchos aplaudirán esta película, dirán que esta bien hecha y todo lo que quieran, pero a la historia le falta alma, empuje y garra.
Queriendo contar un hecho histórico, Clint se ha olvidado de las emociones que debe suscitar el cine, resultando fría y distante.
Indudablemente es una obra correcta, pero si esta película hubiera llevado la firma de otro director, posiblemente no seria tan aplaudida, incluso podría considerarse aburrida y monótona.
Es Clint, pero no es perfecto, y esta historia que pretende transmitir se queda lejos de esa perfección a la que nos tiene acostumbrados últimamente.

0 comentarios :

Publicar un comentario