16 jul. 2012


Maldiciones y fantasmas, asediando a un mago
Tradicional historia de fantasmas atormentados, que se dedican a atemorizar y perseguir a los nuevos habitantes de su morada, con el sello del cine de la Hammer.
Cuenta con un intérprete que intenta alejarse de su papel en Harry Potter, algo que se valora positivamente, aunque al verle es inevitable que nos aborde la imagen del famoso mago.


La historia sigue los esquemas habituales de la temática que toca, con sombras, muerte, maldiciones, niebla y sustos, que logran despertar la atención del espectador. Desgraciadamente algunos momentos pierden en intensidad, se echa en falta mayor numero de personajes, todo ocurre entre cuatro paredes y con un único personaje siendo testigo de la aparición de la mujer de negro y las circunstancias extrañas que rodean a la casa.


En el apartado de los efectos especiales, se echa en falta un mayor empleo de efectos tradicionales, abusando innecesariamente del empleo digital, cuando el terror no tiene porque nacer de algo palpable o visible, sino que unas simples sombras y efectos de sonido, pueden resultar más eficaces.


A pesar de todo cumple con las expectativas que genera y homenajea en parte al tradicional cine de fantasmas, aunque no llega a ser inolvidable.


Veremos si la carrera de Harry Potter sigue fuera de ese personaje o si quedará en el ostracismo, de momento ha dado un buen paso para alejarse de ese papel.



0 comentarios :

Publicar un comentario