26 jul. 2012

La novena puerta (1999)


Buen cuadro para una obra banal

La trama parte de un punto interesante, un joven especializado en libros recibe el encargo de encontrar los dos ejemplares de invocación diabólica.
La historia se desarrolla en un principio de manera fluida, pero a medida que avanza se suceden extraños sucesos que desvirtúan la búsqueda e investigación del protagonista.
Ocurre como con un globo, se hincha y va perdiendo fuerza, deshinchándose para acabar quedándose en algo banal.
A pesar de todo, destaca la mano de su director Roman Polanski, que vuelve a generar un aroma de misterio, alrededor de una ambientación oscura y diabólica.
Así que el punto que más resalta es su puesta en escena y esa capacidad de generar suspense de la nada. Podría haber dado más de si.
Es como estar ante un cuadro y que lo que destaque sea el marco y no la obra.

0 comentarios :

Publicar un comentario