21 jul. 2012

Silent Hill (2006)


Buena ambientación en una trama confusa

Basada en el videojuego del mismo título, indiscutiblemente logra a alcanzar el nivel de ambientación del mismo, pero carece de un argumento sólido por el que merezca la pena seguir a la protagonista a través de los callejones de Silent Hill.
El encargado de tomar los mandos de la dirección es Christophe Gans (La bella y la bestia, Crying Freeman, El pacto de los lobos), cumpliendo con lo que se espera de él, un trabajo bajo las limitaciones de una productora que busca grandes beneficios económicos con poca inversión de tiempo y dinero.


Nos situamos en Silent Hill un pueblo donde se viven espacios diferentes en la misma ubicación, encontrándonos entre la realidad, el purgatorio y el mismísimo infierno.
El aspecto positivo y destacable es la ambientación, generada a base de niebla, susurros, sirenas que vaticinan la aparición de seres extraños sedientos de sangre y la sensación de estar formando parte en primera persona de lo que está sucediendo, como ocurriera en el videojuego. Así pues en ese sentido se puede decir que nos encontramos ante una adaptación fiel del juego, con alguna licencia argumental.


El aspecto negativo que se puede encontrar el espectador al ver esta historia, es que desconozca la trama que se presentaba en el videojuego, dejando diversos huecos en el guión, generando confusión en el espectador.
A medida que avanza la trama, ocurre lo mismo que al adentrarse en el mundo de niebla, ésta empieza a ser más densa y profunda, dificultando la visión y limitando la claridad de la historia que se pretende contar.


Cuenta con una cuidada fotografía, correctos efectos digitales y una banda sonora que encaja bien en las secuencias empleadas, pero después de tanta corrección y tanto cuidado visual, queda en un relato confuso e intrascendente.
En resumidas cuentas, Silent Hill, atrapa al espectador en un torbellino constante de sorpresas, donde el suspense, la tensión y la confusión se fusionan para conseguir dejar patente que las adaptaciones de los videojuegos no son tarea fácil.



0 comentarios :

Publicar un comentario