17 ago. 2012

Bienvenidos a Zombieland (2009)



Primera norma, reir

La trama nos sitúa desde un principio en un mundo habitado por zombis, en el que el protagonista un joven temeroso, nos cuenta las normas principales de supervivencia.
A medida que avanza la historia va encontrándose con otros supervivientes como él, con los que entablara relación y con los que vivirá aventuras divertidas, llenas de momentos hilarantes.
El género de los muertos vivientes ha sido explotado hasta la saciedad, mermando en muchas ocasiones la calidad de este tipo de historias.
Aquí nos encontramos ante una historia fresca, divertida, que consigue parodiar los cánones habituales del cine de zombis, sin caer en lo ridículo.
Destaca positivamente la participación de todo el reparto, haciendo mención especial a la capacidad de reírse de si mismos de Woody Harrelson y Bill Murray, interpretando a personajes peculiares y bien caracterizados, que inundan la historia con su personalidad arrebatadora.
Lo único que se le puede achacar negativamente es el estilo del maquillaje de los zombis, que no esta muy logrado, aunque puede que esa fuera la intención de su director, parodiando el aspecto visual y de maquillaje de las tradicionales historias de zombis.
En resumidas cuentas, una atracción de feria llena de diversión, que consigue el cometido de entretener y divertir con resultados satisfactorios.
Al igual que el protagonista, el director tiene presente en todo momento una norma fundamental, la de hacer reír y pasar un rato divertido.

0 comentarios :

Publicar un comentario