8 ago. 2012


Se precipita

Gran reparto el que presenta esta historia dirigida por Jim Sheridan, que juega con las recientes tendencias del cine de suspense y fantasmagórico, mezclado con la locura y la culpabilidad.
Presenta muchas referencias a cosas vistas con anterioridad, perdiendo en muchos momentos el factor sorpresa, obteniendo una obra inconexa, que se pierde entre los diferentes puntos que pretende contar, dejando a la vista las carencias de su director a la hora de manejar una historia de suspense.
Un hombre se instala en una casa con su familia, pero pronto comienza a tener visiones confusas, que le hacen pensar que en esa misma casa ocurrió algo grave con los inquilinos anteriores. Entonces para proteger a su familia, comienza a investigar lo que ocurrió en el pasado en ese hogar, descubriendo pronto que no todo es lo que parece.
Cuenta demasiadas cosas en poco tiempo, destapando una parte importante de la trama a mitad de metraje, jugando con la confusión y presentando premisas que se alejan de toda lógica.
No maneja bien los tiempos, las bases en las que se sostiene son débiles y se precipita bruscamente en una caída irrefrenable, que intenta subsanar hacia el final.
La trama y los diferentes argumentos se solapan de manera forzada a la hora de alcanzar el desenlace, perdiendo el efecto sorpresa y resultando previsible.

0 comentarios :

Publicar un comentario