3 ago. 2012

El beso del asesino (1955)


Comienzos prometedores

Primeros pasos en la dirección de Stanley Kubrick con esta obra de cine negro que recoge a una pareja de extraños, dos almas solitarias destinadas a encontrarse y complementarse. El un boxeador, ella una vedette acosada por el jefe del local, son vecinos, una ventana enfrente de la otra.
Una noche después de un combate, el hombre observa como es forzada su vecina y corre en su ayuda, a partir de ese momento, pasan más tiempo juntos y tendrán que velar por sus vidas, ya que corren peligro.
Con una escasa duración kubrick es capaz de presentar una historia concisa y bien desarrollada, que toca los puntos tradicionales del cine negro.
En comparación con el resto de sus obras no es tan relevante, incluso se podría decir que es intranscendente, pero ya apunta maneras de lo que fue en el manejo de la cámara.

0 comentarios :

Publicar un comentario