17 ago. 2012


Terapia de grupo

Cinco jóvenes son castigados por mal comportamiento a pasar un sábado encerrados en la biblioteca del Instituto. El director y guionista, John Hughes (Todo en un día, La pequeña pícara), construye y desarrolla una historia sencilla y efectiva, mostrando las cuestiones y preocupaciones de unos jóvenes inseguros y faltos de oportunidades para ser ellos mismos.



Cada personaje encaja con un perfil característico, llegando a ser un estereotipo claro, en el que ellos mismos se ven cómodos y reflejados: el cerebrito, el atleta, la inconformista, la princesita y el criminal.
Los que en un principio no tienen ningún tipo de relación en común ni parecido, se irán conociendo en profundidad a medida que pasan las horas de encierro, llegando a descubrir que entre ellos existen mas similitudes de las que, en un principio, pensaban, generándose entre ellos un vinculo afectivo y protector, son los integrantes del club de los cinco.



Tras la cortina del crecimiento se muestra la influencia del entorno de la propia familia, la sociedad de grupos y categorías en la que todos se ven reflejados de una manera u otra, recordando que lo importante es lo que somos y no lo que nos dicen ser, donde muchos factores pueden influir en el devenir del futuro y en la personalidad que adquieren las personas, dejando patente la importancia de aceptarse como es uno mismo y de respetar a los que nos rodean, sin dejarnos aplastar por la sociedad.



El club de los cinco, queda como una dura crítica al método de enseñanza, al maltrato físico y psicológico por parte de los padres, a la discriminación, a la clasificación social y, sobre todo, a la doble moral.




0 comentarios :

Publicar un comentario