18 ago. 2012


Aire de venganza y redención

Un hombre acabado, venido a menos después de haber sido parte de la élite en defensa del gobierno, encerrado en si mismo y en la bebida, acaba trabajando como guarda espaldas de una chiquilla. Entre los dos surge una relación amistosa entrañable, que ayuda al hombre a salir del bache anímico por el que estaba pasando el hombre.


Pronto las nubes de tormenta aparecen en el momento que un grupo organizado secuestra a la joven, entonces su guardaespaldas surgirá de la oscuridad en busca de los implicados, con la intención de hacerles pagar con creces el secuestro.

La trama dentro de encontrarse en el genero tradicional de venganzas, depara alguna que otra sorpresa y cuenta con un reparto acertado, donde destaca la presencia de Dacota Faning y de un sublime e intenso Denzel Washington (Titanes, Huracán Carter, Fallen, El demonio vestido de azul) , que vuelve a dejar su sello propio.


Resaltan los interrogatorios a los que somete el protagonista a los participes del secuestro y el manejo de los tiempos de Tony Scott (Spy game, Fanático), que vuelve a abusar en exceso de los movimientos de cámara y cambios de tonalidad en las secuencias de acción, que pierden nitidez en favor de generar confusión. Destaca que dentro de una historia de acción violenta y agresiva, haya espacio para una cálida y entrañable amistad, que cuenta con una canción emotiva.

En tierra seca y arenosa, brota la flor más delicada y hermosa, aires de venganza con redención.



0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada