22 ago. 2012

Gattaca (1997)



Las barreras las pones tu

En su opera prima Andrew Niccol (Simone, In time, El señor de la guerra, Good Kill, La huésped), traslada al espectador a un futuro en el que la evolución ha tomado nuevas caminos por el empleo de manipulación genética en humanos.
La película se apoya en una premisa atractiva e interesante, presentando un futuro en el que las nuevas tecnologías genéticas permiten implantar selectivamente las funciones y capacidades establecidas por los progenitores del futuro descendiente.



Nos encontramos ante una sociedad que ansia la perfección y la felicidad, programando a los jóvenes del futuro, marcando su camino desde su nacimiento.
En esta sociedad futura, se nos presenta a un joven que no proviene de la manipulación genética, sino que ha sido producto del amor de sus padres y que tiene como sueño viajar en el espacio. La programación social establece que no cumple con las características necesarias para cumplir su sueño, pero el protagonista luchará con todos sus medios para hacer realidad su sueño.



Su protagonista, luchará contra las barreras legales impuestas por la sociedad genética. Debe ser discreto, inteligente y emplear artificios clandestinos para alcanzar su meta. La sangre, la caspa, los ojos, cualquier detalle puede revelar su código genético. Algo que permite a su director y guionista, presentar y desarrollar numerosas situaciones de tensión y suspense. El protagonista se demostrará a si mismo, que puede estar a la altura de las condiciones que se le exigen e incluso superarlas, a pesar de sus limitaciones.
El estilo visual frió y seco, junto con un tratamiento clásico del argumento futurista que ofrece, contrasta con una banda sonora calida y envolvente, que despierta emociones en una sociedad programada y calculadora. La partitura compuesta por un inspirado, Michael Nyman, resulta sensacional y exquisita.



Cuenta con un reparto que más adelante alcanzaría fama y prestigio mundial, presentando un más que correcto triangulo protagonista, encarnado por los prometedores: Ethan Hawke (Regresión, Los amos de Brooklyn, Predestination, Quiz Show, La cinta, Antes que el diablo sepa que has muerto, Tiempo en contra, Training Day, Grandes esperanzas, Asalto al distrito 13, Boyhood, La purga), Uma Thurman (La cinta, Pulp fiction, Jennifer 8, Paycheck, Acordes y desacuerdos, Kill Bill) y Jude Law (Existenz, El gran hotel Budapest, La invención de Hugo, Repo men, Enemigo a las puertas, El aviador, Medianoche en el jardín del bien y del mal, Camino a la perdición, Sherlock Holmes, Inteligencia artificial). Juntos conforman las bases y esencia de una historia ambiciosa que ofrece numerosas posibilidades de desarrollo, dejando espacio para: el amor, la amistad, la camaradería, el orgullo y la fe en uno mismo.
Una obra que presenta una nueva forma de racismo, el genético, que nos recuerda que las barreras las pone el propio ser humano en su camino hacia sus metas.



Cuenta con una cuidada fotografía, una notable ambientación del futuro tecnológico y una banda sonora que encaja bien en las secuencias empleadas, ofreciendo un relato con numerosas lectoras de interés, entre las que se cuestiona y se plantea un nuevo proceso de selección no natural.
En resumidas cuentas, Gattaca queda como una interesante película de culto, en la que se ofrece una visión inquietante del futuro, en un ejercicio de superación apasionante, llegando a plantear numerosas cuestiones ético-filosóficas.




0 comentarios :

Publicar un comentario