5 ago. 2012



Jugando a ser Hitchcock
Robert Zemeckis juega a ser el maestro del suspense y del terror, dejando numerosas referencias al cine de Alfred Hitchcock como pueden ser La ventana indiscreta y Psicosis, contando en su reparto con la colaboración de Harrison Ford y Michelle Pfeiffer. Donde esta última desprende el brillo de las clásicas estrellas del celuloide con una interpretación soberbia, lo que no se puede decir de su compañero de reparto.
La trama tiene tintes de suspense a la vieja usanza y logra crear una pesadilla fantasmagórica, que cuenta con los tradicionales sustos que se consiguen a partir de un efecto sonoro potente y una imagen fugaz. Destaca una secuencia inolvidable en una bañera resuelta magistralmente, recogiendo un instante agónico que quita la respiración.
Lamentablemente ese aroma clásico que desprende se pierde en algunos planos realizados mediante efectos especiales, que resultan innecesarios en una historia de estas características, perdiendo en parte la magia conseguida anteriormente.
A pesar de todo resulta una obra de suspense notable, al más puro estilo tradicional empleando nuevas tecnologías, pero no llega a la altura del cine del verdadero maestro del suspense.

0 comentarios :

Publicar un comentario