18 ago. 2012


Entretenimiento con pocas pretensiones

Desenfadada comedia simplona, sin mayores pretensiones que las de entretener y divertir, con una parodia de Jungla de cristal, en la que el personaje principal no se encuentra entre los estereotipos de las películas de acción habituales.
Nos presenta a un guardia de seguridad que presenta sobrepeso y que se toma muy en serio su trabajo en el centro comercial, donde esta la mujer de sus sueños.
Pronto la rutina de las noches de vigilancia se romperá cuando unos ladrones entren en el lugar, para hacer de las suyas.
Para no romperse la cabeza, hace uso de un humor repleto de chistes vacíos sobre obesidad y torpeza, que no caen en lo bochornoso humor escatológico, logrando contar una historia sencilla y previsible, que en ciertos momentos resulta agradable y divertida, sino tienes grandes inquietudes intelectuales, sirve para pasar el rato.

0 comentarios :

Publicar un comentario