19 ago. 2012


Predecible ejercicio de superación

Sylvester Stallone, interpreta aquí a un camionero, que esta decidido a recuperar el cariño de su hijo, para hacerse cargo de su educación tras doce años en los que lo ha tenido abandonado.Juntos emprenderán un viaje desde la academia militar en la que se encuentra el joven hasta el hospital donde se encuentra su madre enferma.



El camionero, deberá hacer frente a las deudas con su camión y con torneos de pulsos con los que se lucra apostando, mientras intenta ganarse el respeto y la comprensión de su hijo. La historia resulta lineal y muy predecible, siguiendo la estructura del cine de los ochenta.



No deja de presentar excesivos paralelismos con el papel que lanzó a la fama a Sylvester Stallone, Rocky. Un caso más de superación frente a las dificultades que presenta la vida, llena de buenas intenciones y esperanza, enmarcando la vía de escape en esta ocasión, en el mundo de los pulsos.

3 comentarios :

  1. Es una película de culto para os fans de stallone que somos muchos.la película está muy bien sin tener un guión muy elaborado tampoco.
    Paralelismo con Rocky quizás sea en la historia de superación y en cómo el protagonista trata de superar ciertas dificultades.
    Me gustó la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita y por tu aporte. Vuelve siempre que lo desees.

      Eliminar
    2. De nada es un placer leer críticas de películas que me gustan.Volveré como terminator.

      Eliminar