24 sept. 2012

Django (1966)


Una referencia

Producción italiana que reúne y recoge todos los ingredientes habituales del Spaghetti Western, con una historia polvorienta y sangrienta, en la que la venganza de un hombre misterioso se convierte en el motor de un vehículo descuidado que hace disfrutar a los seguidores del género.



Sergio Corbucci (Los despiadados, Navajo Joe, Quien tiene un amigo... tiene un tesoro, Par-Impar, El Superpoderoso, ¿Qué nos importa la revolución?, Los hijos del día y de la noche, El especialista, El gran silencio, Salario para matar, Los compañeros, El blanco, el amarillo y el negro), todo un referente del Spaghetti Western, es el encargado de dar forma y desarrollar una historia de venganza sencilla y eficaz que escribe con la colaboración de Bruno Corbucci, ofreciendo un producto de discreta calidad técnica e interpretativa, pero que consigue dejar huella en el espectador.



Un mundo dominado por el dinero y la ley de la violencia bajo el mandato de las armas, machista, implacable, desértico y polvoriento en el que los fuertes doblegan y abusan de los débiles, será testigo de la llegada de un hombre que impone su propia ley. En el horizonte se aprecia una sombra, una figura que trae consigo un ataúd en busca de dueño, esa figura es la de Django, un hombre al que le arrebataron lo que más quería y que ahora viene a saldar cuentas con la muerte.



Cuenta con una introducción musical pegadiza e intrigante, gracias a la música compuesta por Luis Enrique Bacalov, dando paso a un personaje destinado a convertirse en leyenda, Django,  ya que la aparición de la figura llevando el ataúd consigo resulta inolvidable. Franco Nero es el intérprete seleccionado para encarnar al personaje protagonista, Django, un personaje seco y contundente como la tierra de México, envuelto en una manta de misterio que se destapa para desenfundar y disparar su arma en un fugaz pestañeo de ojos.



Tradicional argumento y estética de Spaghetti Western, que pasa a ser una referencia del género, repleto de diálogos secos y contundentes en una historia desarrollada bajo una ambientación sucia y envolvente que se apoya en la intensa y voraz presencia de Franco Nero (El tercer ojo, Las pistolas cantaron la muerte, Los compañeros, Salario para matar, Keoma, El día de la lechuza, Django desencadenado), en una trama que llega a adquirir tintes épicos.



En resumidas cuentas, Django, deja claras sus intenciones, quiere vengarse, y para ello empleará todas las armas que tenga a su disposición, para usarlas como mejor sabe, aniquilando a todo bicho viviente que se interponga en su camino.




0 comentarios :

Publicar un comentario