6 sept. 2012


Sucesos paranormales del siglo XIX

Una familia esta siendo victima de unas manifestaciones paranormales, que pronto comienzan a ser más asiduas e intensas. Típica historia de posesiones plagada de innumerables tópicos del género que nos traslada al siglo XIX.
La ambientación que genera es uno de los puntos fuertes, junto con el manejo por parte del director a la hora de provocar momentos de tensión, que se nutren de susurros y sonidos, que derivan en golpes de efecto convulsivos.




Antes de precipitarse en el empleo de efectos especiales, el director maneja la insinuación a través de la ambientación, evitando caer en la trampa de mostrar sus cartas nada más comenzada la partida. Consigue crear una atmósfera de terror y suspense que aumenta a medida que se van intensificando las manifestaciones paranormales.
Se apoya en unas interpretaciones correctas y llenas de matices de Donald Sutherland (J.F.K.:Caso abierto, Doce del patíbulo),  y Sissy Spacek (Carrie, Aflicción, Carne viva).



El desarrollo de la trama se sigue con interés, aunque presenta alguna irregularidad en el momento que intenta desviar la atención del espectador con historias secundarias de poca entidad.
Finalmente se precipita en un desenlace que pretende otorgar explicación a los sucesos paranormales, que resulta previsible y no del todo satisfactorio.






0 comentarios :

Publicar un comentario