8 sept. 2012


Tierra de sueños, tierra de oportunidades

Una historia sencilla, sin dobleces, directa y llena de buenas intenciones, basada en hechos reales, recordando que América es el país de los sueños y oportunidades.

Una mujer bien posicionada decide recoger a un joven negro que vaga por las calles sin tener cobijo, ni alimento, ni opciones de crecer y formarse, dándole la oportunidad de su vida.

Lo que cuenta podría corresponderse con el argumento de un telefilme, pero si algo consigue hacer que se aleje de ese patrón, es la interpretación comedida y cercana de Sandra Bullock (Speed, Demolition man), que brilla con luz propia en cada gesto o mirada. Otra figura que destaca de una forma sobresaliente es la presencia de Quinton Aaron, interpretando al joven al que acoge la familia, obteniéndose una conexión especial entre él y los integrantes de la familia.

A pesar de estar basada en hechos reales, despierta el escepticismo de que no todas las cosas pudieron ser del color de rosa que se muestra. El argumento es, en apariencia, sencillo, y los responsables de la película ofrecen un tratamiento elegante y cuidado de la imagen, dejando un pequeño relato que abusa de situaciones vistas con anterioridad en otras producciones.

Contó con un bajo presupuesto, pero fuera de todo pronóstico se alzó en los primeros puestos de las taquillas, obteniendo grandes beneficios económicos, demostrando, de esta manera, que a veces la historia más sencilla bien contada puede ser capaz de conquistar los corazones de muchos espectadores.


En los tiempos que corren, donde las noticias nos bombardean con la crisis económica mundial, la violencia y la muerte, es agradable observar que en alguna parte del mundo existen personas llenas de buenas intenciones que velan por los que necesitan ayuda. 


0 comentarios :

Publicar un comentario