12 oct. 2012


Clásico de serie B

Nos encontramos ante una de esas producciones de los años 80, donde se realizaba un tipo de cine desenfadado y entrañable en el que se buscaba el entretenimiento del espectador, apoyándose en todo tipo de relatos en los que se mezclaban la aventura, el humor y por momentos el terror. En este caso, Basket Case ¿Dónde te escondes, hermano?, presenta la historia de dos hermanos siameses que fueron separados poco después de nacer. Ahora uno de ellos clamará venganza y dará comienzo una oleada de crímenes y asesinatos.

Resultado de imagen de basket case gif
Nos encontramos ante una película de serie B que contó en su día con un bajo presupuesto, pero que construye una idea original apoyándose en unos efectos especiales pobres, pero que poseen el encanto de haber sido construidos a partir de una artesanía clásica, el stop-motion
El guionista y director, Frank Henenlotter, crea y confecciona una historia llena de misterio, terror y humor. En los primeros tramos juega astutamente con el misterio y la incógnita que rodea a la inquietante cesta de mimbre, un icono del cine de terror gore que acompaña al protagonista a todas partes.
Como ya mencionaba anteriormente, no cuenta con unas grandes interpretaciones. De hecho, pueden llegar a resultar bochornosas y lamentables. Uno de los atractivos de la película reside, en gran medida, en el empleo de unos efectos artesanales donde se aprecia notablemente el empleo de maquetas y criaturas creadas a base de goma y silicona.

Resultado de imagen de basket case gif

Una vez se destapan las esencias del misterio, la historia adquiere una apariencia cutre y casi cómica, que posee un encanto especial, convirtiendo esta obra en un clásico del cine de serie B.
En resumidas cuentas, Basket Case ¿Dónde te escondes, hermano?, es ese tipo de películas que no son buenas, ni pretenden serlo, pero que ganan al espectador por su toque cutre.



0 comentarios :

Publicar un comentario