27 oct. 2012


Entrañable

Un niño rico caprichoso y malcriado cae por la borda de un barco mientras esta haciendo un crucero con su padre, salvará la vida al caer en las redes de un pesquero, en el que tendrá que adaptarse a la vida en alta mar.

A bordo del pesquero y a regañadientes, el joven impertinente entabla amistad con uno de los miembros de la tripulación, Manuel, un veterano pescador portugués que le inculcará valores para ser un hombre de provecho.

El director Victor Fleming, invita al espectador a contemplar un viaje de descubrimiento personal hacia la madurez, apoyándose en un relato entrañable, emotivo y memorable, con el que consigue llegar al corazón del espectador, gracias  a la relación de amistad que se establece entre dos de los personajes protagonistas.

Spencer Tracy, se convierte en el motor de una historia en la que ofrece una interpretación memorable, por la que ganó un Oscar, con un personaje entrañable y bonachón, que se dedica a cantar canciones según le vienen a la cabeza.

El personaje del joven presenta un desarrollo progresivo, en el que aprende el valor de las cosas y que hay que trabajar para conseguirlas, madurando y creciendo como una persona que sepa valerse por sí misma, en las tormentosas y revueltas aguas de la vida.

Una de las canciones que tararea y canturrea Manuel, reúne las cualidades de esta historia sencilla, tierna, enternecedora, entrañable y memorable, que llega a cautivar e inspirar.



0 comentarios :

Publicar un comentario