21 oct. 2012

El padrastro (1987)

La familia

Jerry blake es un hombre que vive obsesionado con la idea del sueño americano, una vida idílica, con casa, coche, perro y familia perfecta, pero tras su idílico sueño esconde un oscuro pasado y una doble personalidad.
La trama tiene un comienzo contundente y perturbador, que sorprende por su crudeza y frialdad, que atrapa al espectador en el desarrollo de los sucesos que se presentan a continuación.
Presenta el perfil de un psicópata cuyo mayor deseo de formar parte de la familia ideal, se convierte en comportamiento perturbado, un lado oscuro que esconde tras una apariencia pacifica y calmada.
La historia muestra la relación incomoda que existe entre el padrastro y la hija de su nueva pareja, mostrando los conflictos existentes y las primeras sospechas que despierta el psicópata en la joven, al presentar un comportamiento extraño en sus gestos y miradas.
Se desarrolla con un ritmo fluido, que va generando nuevos indicios de sospecha alrededor del padrastro, jugando con un suspense sostenido y manifestando su actitud violenta y contenida, apoyándose en una interpretación desmesurada, que resulta caricaturesca en ciertos momentos.
La historia presenta una trama secundaria que alimenta el interés por el desarrollo de la investigación, en el momento en el que momentáneamente se desvanecen las sospechas por parte de la nueva familia, pero no resulta del relevante.
Presenta un juego de sospecha atractivo y magnético, alrededor del cual mantiene la sombra de una duda, hasta que se rompe el esquema de la familia y el psicópata emerge de las sombras dejando al descubierto su lado oscuro, dando lugar a una oleada de secuencias intensas y agónicas.

0 comentarios :

Publicar un comentario