5 oct. 2012


Inquietudes de un delator

Elia Kazan, presenta una historia que cuenta con numerosos paralelismos con una vivencia personal del propio director, en la que denunció a compañeros de trabajo como comunistas, en la famosa caza de brujas del senador McCarthy.

Narra las dudas, temores y preocupaciones de un antiguo púgil, que es hermano y amigo de uno de los hombres que anda extorsionando y amenazando a los trabajadores de los muelles. Tras conocer a una joven que ha vivido en sus propias carnes los métodos oscuros empleados por el jefe, el veterano boxeador, se verá inmerso en un mar de dudas y dilemas morales, entre los que se encuentran delatar a sus compañeros y traicionar a su propio hermano.

Descomunal interpretación de Marlon Brando que con su sola presencia y en una mirada, es capaz de transmitir la preocupación, la ternura y la fuerza de un personaje sobre el que recae el peso de toda la historia.

Cuenta con un reparto estelar donde destacan Lee J.Cobb, Karl Malden y una principiante Eva Marie Saint, que interpreta un papel que le sirvió para ganar el Oscar.

La trama presenta una evolución clara y eficaz del personaje interpretado por Brando, desarrollándose de forma fluida, apoyándose en unas interpretaciones de alto nivel. Cuenta con algunas secuencias memorables, sobre todo las que conciernen al dúo formado por Lee J. Cobb y Brando, con diálogos esclarecedores, en los que se recogen el sentimiento de culpa, la traición y la amistad, con una intensidad desbordante que inunda la historia de un brillo estelar.

Kazan, realiza una obra asfixiante, contundente y llena de matices, apoyada en grandes interpretaciones, que refleja el sentimiento de culpa e inquietudes de un delator, que rompe la ley del silencio.


0 comentarios :

Publicar un comentario