12 oct. 2012


Violencia contundente

Después de un negocio de la mafia fallido, un policía muere por un disparo. Un miembro de la mafia que tiene una doble vida recibe la orden de deshacerse del arma, pero las cosas se complican cuando un vecino se lleva el arma, a partir de ese instante las cosas se complicarán para él y su familia.

La trama presenta unos personajes oscuros y siniestros, ofreciendo un relato con un ritmo vertiginoso, repleto de intensidad y de secuencias violentas contundentes. Puede que el argumento inicialmente resulte rebuscado, pero una vez las bases quedan expuestas, se convierte en una montaña rusa de acción, violencia y suspense. Engancha por completo, haciendo que se olviden las licencias que se toma, su director y guionista, Wayne Kramer.

Paul Walker (Carrera infernal, A todo gas, Ladrones, Banderas de nuestros padres, Proyecto Lazarus, Pleasantville, A todo gas 7, Nunca juegues con extraños), se ocupa del papel protagonista y aunque no se trate de uno de los mejores actores, logra trasmitir una intensidad aplastante en los actos llevados a cabo por él. Le secundan en el reparto intérpretes, como: Chazz Palminteri (Jade, Sospechosos habituales, Diabólicas) y Vera Farmiga (El invitado, Expediente Warren: Caso Einfield, Expediente Warren: The conjuring, El juez, Infiltrados), elevando la calidad interpretativa del relato.

Toda la historia se desarrolla alrededor de una atmósfera oscura y densa. Se aleja de una violencia descafeinada, ofreciendo un baño de sangre sin concesiones. Cuenta con secuencias de una violencia contundente e implacable, en las que cada segundo cuenta para salvar la vida.



0 comentarios :

Publicar un comentario