27 oct. 2012


Belleza salvaje

Sydney Pollack (Tootsie) presenta un episodio de la vida de la Baronesa Karen Blixen, en un marco inmejorable como es África, donde la varonesa posee una plantación de café que decide trabajar en compañía de su marido, un incorregible mujeriego.

Ella cree poseer grandes posesiones de tierra, pero lo que ignora es que esas tierras, su gente, sus costumbres y sobre todo un cazador aventurero están conquistando su corazón. Se encontrará a si misma compartiendo momentos memorables junto al enigmático cazador, surgiendo entre ellos una relación amorosa prohibida, intensa y llena de pasión.

Gran trabajo el de la pareja protagonista, unos soberbios y majestuosos, Robert Redford y Meryl Streep, en un trabajo delicioso y preciosista, donde todo tiene aroma a cine de calidad.

El corazón de África late calmado al amanecer, pero esconde tras de si, la fiereza e intensidad del palpitar de una pasión desbordante.

Una historia de amor enmarcada en la belleza de las imágenes del continente africano, con una cuidada fotografía, acompañadas por una banda sonora calida y envolvente, que invita desprender las alas de los sentimientos y volar más allá de sus fronteras.

Cuenta con una cuidada fotografía, buenos paisajes y una banda sonora que encaja bien en las secuencias empleadas, en un relato de amor y pasión memorable. Poesía en movimiento, que queda guardada en las memorias de África.




2 comentarios :

  1. Buena crítica para tan gran película. Yo creo que además del director y sus dos actores principales, Klaus Maria Brandauer es un excelente actor secundario, y la música del compositor John Barry no sólo acompaña sino que tiene tanto protagonismo como sus dos actores principales. ¿Os imaginais esta película sin esta música?

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo, la actuación de Meryl y Roberto son brutales, majestuosas como bien dices. Y sí, el marco escénico que tiene esta gran película es impresionante. Muy buena reseña.

    ResponderEliminar