5 oct. 2012

Testigo accidental (1994)


Parsimoniosa

Una mujer es testigo del asesinato de un hombre tras una cita a ciegas. En un principio se esconde y no quiere saber nada del tema, pero pronto la policía y la mafia darán con ella, ante el riesgo que corre su vida, decide testificar. El fiscal le ofrece protección, pero pronto la mafia hará acto de presencia y deberán huir en tren.
La trama parte de un hecho sencillo y atractivo, que toca los tópicos habituales en las historias de testigos presénciales.
Juega con el suspense y los diversos momentos de tensión de una forma eficaz, pero una vez se sube al tren pierde ritmo e intensidad.
Resulta tópica en sus comienzos presentando un ritmo y un desarrollo de los hechos parsimonioso. Emplea el suspense y juega con él de una forma acertada, pero resulta inverosímil la parte que se desarrolla en el tren.
La presencia de Gene Hackman en el reparto no es suficiente para mantener el interés de la trama.
Cuenta con un director que no sabe imprimirle la tensión y fluidez necesaria para que la historia resulte emocionante.
Al montar en el tren, lo que debería haberse convertido en un vehículo de acción y suspense, deriva en una trama monótona, parsimoniosa e inverosímil.

0 comentarios :

Publicar un comentario