12 nov. 2012

El impostor (Deceiver) (1997)


Tramposa e inteligente

Tras el asesinato brutal de una prostituta, la policía solo tiene indicios alrededor de un posible culpable y da comienzo un interrogatorio con el que pretende esclarecer los hechos y demostrar su culpabilidad.
Todo gira alrededor de la sala de interrogatorios, donde se reconstruyen los hechos que rodearon a la fatídica noche donde la victima encontró su fatal destino, manejando con habilidad los tiempos y el reducido espacio, trasladando la acción mediante flashbacks que aportan claridad al oscuro caso.

Con pocos elementos y ubicando la acción en una reducida habitación, la trama se apoya en tres pilares fundamentales, como son el trío protagonista, que ofrecen unas interpretaciones sólidas, entre las que destaca la de Tim Roth (Reservor dogs) que lleva gran parte del peso de la trama.
En el reparto podemos encontrar a unos sólidos y acertados Chris Penn (Reservor dogs), Michael Rooker, Renée Zellweger, Rosanna Arquette y Ellen Burstyn, ofreciendo un trabajo casi teatral, con el que mantener la atención del espectador hasta el último momento.

El empleo de los flashbacks llega a ser abusivo y no logra encajar todas las piezas del puzzle, resultando secuencias confusas y poco esclarecedoras, junto con algunas historias secundarias que no aportan información de interés.
Algunos de los acontecimientos que se desarrollan en la sala de interrogatorios resultan inverosímiles y forzados en algunos puntos, pero sirven para voltear bruscamente la dirección de la investigación.

Ofrece un juego inteligente y tramposo, en el que el interés de la historia reside en lo que ocurre en la sala de interrogatorios y en unos diálogos ágiles que presentan una batalla psicológica tenaz, repleta de giros argumentales, donde nada es lo que parece.



1 comentario :

  1. El aire está viciado...hay humo flotando en el aire como una niebla tóxica...casi puedo olerse el sudor en la sala de interrogatorios...huele a mentira...a falsedad, a impostores...quien sabe cuantos hay en esta sala...puede que el puzzle esté incompleto...puede que no sea necesario completarlo...puede que ninguno de los aquí presentes desee hacerlo...Pero hay un puzzle tirado sobre la mesa...y ¿Quien podría completarlo?...Tal vez yo, sentado en la silla atado al detector de mentiras...o tal vez...NO...

    GRAN CRÍTICA..Y GRACIAS POR LA INSPIRACIÓN,J.

    ResponderEliminar