28 nov. 2012

Fracture (2007)


Pulso intelectual

Un hombre decide disparar a bocajarro a su mujer, tras descubrir que ésta le esta siendo infiel, se entregará a la policía y dará comienzo un trámite judicial en principio sencillo, que se complicará.
La trama tiene un comienzo arrebatador, que engancha desde un primer momento, logrando mantener el interés a lo largo de su desarrollo, ofreciendo un juego inteligente, repleto de argucias y artimañas entre dos hombres que tienen como arma su inteligencia.
El tratamiento de la imagen cuenta con un estilo visual elegante, y los entresijos de la historia se desarrollan con un ritmo adecuado, manejando con astucia los elementos de misterio que rodean al caso.
Su núcleo argumental gira alrededor de un entramado judicial ingenioso e inteligente, que queda rellenado por innecesarias historias secundarias intrascendentes.
Se apoya en un guión cuidado, pero que presenta ciertos puntos débiles que no la hacen redonda, como la implantación de una historia secundaria de toque amoroso, que no va a ninguna parte y ligeras libertades forzadas para que las piezas del puzzle encajen adecuadamente.
Gran parte del interés de la historia reside en el pulso intelectual que enfrenta a los dos protagonistas, en el que cada uno maneja sus conocimientos con el fin de salir beneficiado.
Destaca el duelo interpretativo de las dos estrellas del reparto, del que sale victorioso Anthony Hopkins, que con una apariencia calmada, encarna a un personaje enigmático, frío y calculador, capaz de analizar y anticiparse a los movimientos de la justicia.
Las piezas del juego están situadas en el tablero, bajar la guardia y cometer cualquier movimiento en falso, puede suponer la derrota en este pulso intelectual de dos grandes egos.

0 comentarios :

Publicar un comentario