28 nov. 2012


No engancha

Un periodista que aun tiene presente el recuerdo de su mujer, fallecida en un misterioso accidente de trafico, ve como su vehículo le deja tirado en un remoto lugar, donde no recuerda como ha llegado y en el que le informan que están sucediendo extraños sucesos, que parecen estar vinculados con el accidente de su mujer.
Basado en una historia real, Richard Gere participa en un género poco habitual para él, como es el de los sucesos paranormales, cumpliendo con oficio en una trama que no llega a enganchar.
Su director desaprovecha las bases de lo que podría haber sido una buena trama de misterio y suspense con toques de terror, para convertirlo en una sucesión de llamadas telefónicas misteriosas y sustos premeditados, obtenidos a partir de efectos sonoros forzados, entre los que el interés suscitado inicialmente se desvanece vertiginosamente.
Muchos de los personajes, a pesar de que se trata de un episodio basado en hechos reales, se comportan como fantasmas, entrando y saliendo de la historia gratuitamente, intentando aportar coherencia a los sucesos, pero sin resultar convincentes.
Ofrece un ritmo parsimonioso, con un desarrollo de la trama que no llega a ser atractivo, limitándose a abusar de movimientos de cámara bruscos y efectos sonoros con un tono de volumen superior al del conjunto, que no cumplen con su propósito de generar algún ápice de terror.
Fallida versión que podría haber dado mucho más de sí, con un adecuado manejo de los elementos tradicionales del suspense, que no resulta convincente, ni llega a suscitar el interés y la inquietud necesarios.

0 comentarios :

Publicar un comentario