7 nov. 2012

Pulse (2001)


Esclavos de la tecnología

Remake americano de la película de terror japonés del mismo título, que nos presenta un mundo invadido por las nuevas tecnologías, convertidas en puertas de acceso a mundos desconocidos y peligrosos.
La tendencia por parte de las productoras americanas de explotar el mercado de terror japonés, tiene pocos puntos positivos, ya que no suelen mejorar la historia original.


En este caso, lo único positivo es que su duración se reduce y que maneja bien la creación de atmósferas de terror y angustia. Lamentablemente es a lo único que se reduce, a una sucesión de secuencias y situaciones de suspense, acompañados por sobresaltos, creados a partir de efectos sonoros y visuales, llegando a resultar repetitivos.
Una historia que resulta vacía e insulsa, carente de personajes que despierten el interés, cuyas relaciones y vínculos no quedan desarrollados adecuadamente, convirtiéndose en meros fantasmas que se pasean por la historia, sin mayor finalidad que la de encontrarse con la muerte. 


La calidad de imagen de algunas secuencias, deja mucho que desear, dejando un aroma a telefilme de baja calidad. De todas formas se puede sacar una lectura interesante y es que un mundo tecnológico, puede convertirse en el arma que elimine la capacidad de relacionarse de la humanidad, convirtiéndola en esclava de sus propios avances.
Quizás peque de intentar exprimir demasiado la fórmula de mezclar el mundo de los vivos y de los muertos, prolongando en exceso un relato que no da para más, haciendo que pierda fuerza con un desenlace decepcionante.


El argumento es, en apariencia, sencillo, y los responsables de la película ofrecen un tratamiento elegante y relativamente cuidado de la imagen, dejando un pequeño relato que abusa de situaciones vistas con anterioridad en otras producciones de terror.
Cuenta con una cuidada fotografía y una banda sonora que encaja bien en las secuencias empleadas, pero después de tanta corrección y tanto cuidado visual, queda en un relato vacío e intrascendente.


En resumidas cuentas, Pulse ofrece un extraño y magnético juego de tópicos del cine de terror, que engancha y funciona, hasta alcanzar un desenlace decepcionante, pero que hará pasar un buen rato a los amantes del suspense y el terror.




0 comentarios :

Publicar un comentario