7 nov. 2012


Sálvese quien pueda

Vertiginoso vehículo de acción y violencia, que parte de una premisa sencilla, un grupo de agentes de la ley se adentra en un edificio que resulta ser la guarida de unos criminales organizados y bien armados. Entrar será lo más fácil, salir con vida no tanto.
Sin concesiones, atrapa desde un primer momento, con una violencia desmesurada, repleta de secuencias de acción bien planificadas, donde cualquier elemento se puede convertir en un arma letal. Apenas da un momento de sosiego, una secuencia conduce a otra de mayor intensidad, donde se presenta toda una galería de variedades de combate, desde el empleo de armas de fuego, pasando por cuchillos y armas punzantes, para llegar al enfrentamiento cuerpo a cuerpo, con intensas y fluidas coreografías de combate.

La trama presenta alguna sorpresa, pero su guion resulta lo más endeble del conjunto, las bases en las que se sustenta, son las de la violencia y la acción desmesurada. Curiosamente uno de los puntos fuertes, llegado un momento, pasa a ser uno de los puntos de los que más se resiente, ya que los combates cuerpo a cuerpo se prolongan en demasía, haciendo que resulten monótonos y reiterativos, dejando de ser eficaces en su cometido. Si lo responsables de la película hubieran prescindido de algunos de los enfrentamientos y limitando la duración de otros, habría  resultado más eficaz y contundente.

Destaca la capacidad del director, Gareth Evans, a la hora de generar momentos en los que la tensión corta la respiración. Atrevida, arriesgada e intensa apuesta por la acción sin más, con un ritmo vertiginoso y brutal. Se apoya en un reparto de intérpretes poco conocido, pero que funcionan a la perfección en una producción de estas características, puesto que están impresionantes en las secuencias de combate. Merece la pena destacar la labor y el esfuerzo realizado por Iko Uwais y Joe Taslim, capaces de trasmitir una fiereza innata en sus enfrentamientos.

Una poderosa e intensa producción de acción que no se entretiene en complicadas tramas argumentales, limitándose a ofrecer buenas secuencias de acción y combate, convirtiéndose en un apabullante y demoledor producto. Altamente recomendable.


0 comentarios :

Publicar un comentario