17 nov. 2012

Secuestrada (2011)


No merece la pena pagar por este secuestro

Una mujer divorciada y su hijo son secuestrados por un hombre que huye de la justicia.
Parte de una idea sencilla y en apariencia atractiva, que promete más de lo que llega a ofrecer. Lo que podría haberse convertido en un vehículo de acción, tensión y emociones, deriva en una especie de paseo ligero y anodino.
La trama se desarrolla entre multitud de diálogos banales, comportamientos y situaciones fuera de cualquier tipo de lógica, que resultan inverosímiles y forzados, siendo la única forma de estirar un chicle, que se queda sin sabor precipitadamente.
Cuenta con una imagen oscura, un tratamiento de personajes lineal y pobre, abusa del empleo de imágenes del asfalto a gran velocidad y de una música agitada, que pretende transmitir el ritmo vertiginoso del que carece la trama argumental.
Maria Bello toma su primer papel protagonista, encarnando a una mujer insegura que esta pasando por un mal momento anímico, ofreciendo una interpretación débil e insulsa carente de credibilidad.
Una historia floja, mediocre e inverosímil, con aspecto de telefilm, que llega a resultar soporífera, por la que no merece la pena pagar el precio del secuestro.

0 comentarios :

Publicar un comentario