28 nov. 2012


La pecera no se toca

Producción italiana escrita y dirigida por Alfonso Brescia (Killercalibre 32), en un relato que se puede establecer dentro del género Giallo, en la que un hombre dominado y controlado por su estricta esposa que solo encuentra el sosiego en los peces que posee, pronto descubrirá que está siendo engañado por su mujer. La mecha que hace estallar la furia del hombre, da comienzo cuando la mujer decide prescindir de la pecera.

Entonces el hombre urde un plan específico para eliminar a su esposa con ayuda de su amante, pero el plan no resultara tan sencillo y efectivo como en un principio aparenta.

La trama tiene el acierto de emplear toques de humor, presentando los deseos más internos del hombre con secuencias en la que el que el asesinato de su mujer son el tema predominante.

George Ardisson,  encarna con acierto a un personaje tímido y sumiso, que esta sometido al estricto mandato de su mujer. Las ordenes e imposiciones de la mujer quedan plasmadas con un intencionado exceso, ayudando a comprender el rencor e inestabilidad emocional por la que pasa su marido. El plan urdido por el protagonista resulta inteligente, pero se complicará al entrar en una tendencia mediocre, repleta de hechos incoherentes y forzados.

Lamentablemente llega un punto en el que el interés despertado inicialmente, decae al entrar en una serie de actos incongruentes y fuera de toda lógica por parte del protagonista, que derivan en un desarrollo tedioso, que únicamente se salva por el empleo del humor negro que atesora desde el primer momento.



0 comentarios :

Publicar un comentario