21 dic. 2012

La fría luz del día (2012)


Acción sin ton ni son

Una familia es secuestrada mientras pasa sus vacaciones en España, el único miembro que no ha sido atrapado, deberá solucionar la situación.
La fría luz del día, como su propio titulo indica, deja frío al espectador, ofreciendo un argumento que se desmorona vertiginosamente a medida que avanza, con situaciones incoherentes, una trama endeble, que presenta diversas licencias gratuitas para sorprender de forma forzada, carente de verosimilitud.
Se apoya en un reparto plagado de estrellas del cine como Bruce Willis, que se limita a pasear palmito por la portada y Sigourney Weaver, que empieza a prodigarse en producciones de segunda categoría, que se alimentan de su presencia.
El argumento es uno de los puntos más débiles y bochornosos, que apoyándose en un flojo Macguffin, se limita a rellenar la historia con secuencias de acción rodadas por las calles de Madrid.
Recorre algunas zonas significativas de Madrid, pero sin ofrecer una visión correcta de la ciudad, cayendo en errores de ubicación.
Presenta muchas de las escenas de acción en un ambiente nocturno, lo cual facilita el rodaje en una ciudad con tanto transito como Madrid y abarata los costes de la producción, que evidencia ser de segunda categoría.
Una trama de acción sin pies ni cabeza, que únicamente sirve para engordar las cuentas bancarias de sus estrellas principales, mientras su brillo se desvanece en la oscura mediocridad.

0 comentarios :

Publicar un comentario