5 dic. 2012

Sombras tenebrosas (2012)


Fantasmas sin espíritu

Un joven procedente de una familia acaudalada, comete el error de no corresponder al amor que siente una joven bruja, que acaba convirtiéndolo en vampiro y sepultándolo bajo tierra durante dos siglos, hasta que es liberado fortuitamente y descubre un nuevo mundo.
Tim Burton presenta la adaptación de una serie de televisión idónea para el estilo visual, que suelen acompañar los trabajos de este director.
Se rodea de sus habituales colaboradores en los apartados de banda sonora, maquillaje, fotografía, ofreciendo su característico y estilizado sello propio, lleno de una hipnótica belleza y de sus tradicionales toques de humor.
Vuelve a reunirse con Jonhy Deep que ofrece un nuevo personaje extravagante, a su ya larga galería de figuras estrafalarias.
Todos los elementos parecen los idóneos para que funcionen estas Sombras Tenebrosas, pero flojea en un apartado importante, el guión, que se limita a reunir una serie de secuencias hilarantes y divertidas, que únicamente sirven de relleno para una trama endeble, en la que aparece un nutrido grupo de personajes, que no terminan de complementar el núcleo de la historia.
Burton reserva los fuegos artificiales para el desenlace y de mientras rellena la trama con secuencias cómicas inconexas, acompañadas por una selección musical correspondiente a los años setenta. Se apoya en unos buenos efectos especiales, en las más que correctas interpretaciones de todo su reparto, en el que destaca Eva Green, ofreciendo una bruja retorcidamente enfermiza y divertida.
Al igual que Jonhy Deep, Burton camufla sus carencias detrás del maquillaje, la banda sonora y un estilo visual gótico que siempre le ha caracterizado, pero se limita a ofrecer un cuento de vampiros, licántropos y fantasmas, carente de espíritu y consistencia.
A pesar de todo no deja de ser un ejercicio de diversión y entretenimiento de primera clase, pero no llega a ser redonda.

1 comentario :

  1. A mi me hipnotiza y enamora esa extraña conexión que tienen Barton y Depp que hacen transportarte mágicamente a sus historias y que no se porqué cuando vuelvo a ver las escenas una y otra vez me provoca una diversión indescriptible y una sensación de satisfacción después de salir del cine que me hace ser un poquito más feliz por un momento. No me preguntéis por qué pero es como una especie de atracción fatal lo que siento por su cine. Ha! Sorry! no puedo ser tan objetiva a nivel técnico. Se lo perdonó todo jeje

    ResponderEliminar