11 dic. 2012


Ayuda a conciliar el sueño

Adaptación de un relato de Stephen King que presenta a los sonámbulos, unos seres ancestrales capaces de cambiar de apariencia y que necesitan alimentarse de vírgenes para sobrevivir.
El encargado de dirigir el proyecto es Mick Garris, el director que más obras de Stephen King ha intentado adaptar a la pantalla grande, confirmando su capacidad innata para desperdiciar las historias del maestro del terror, convirtiéndose así en el mayor enemigo del escritor.

Hace tiempo que la industria del cine se ha dado cuenta de lo productivo que resulta hacer películas basadas en relatos de Stephen King (El resplandor, La zona muerta, Piedad, Cementerio viviente, La tienda, Verano de corrupción, Viaje a las tinieblas, Cujo, Perseguido, Langoliers, La tormenta del siglo, En la boca del miedo, Carrie, Miedo azul, La mitad oscura, La niebla, Un buen matrimonio, El cazador de sueños, Cadena perpetua, El gato infernal, El misterio de Salem's Lot, Cuenta conmigo, Los Tommyknockers, 1408, Los chicos del maíz, Corazones en Atlántida, La ventana secreta, Ojos de fuego, Eclipse total, Maleficio, IT, La resurrección del mal, Misery) y sigue intentando sacar el máximo partido de la obra del escritor, ofreciendo diversas películas de cuestionable calidad pero que tienen el sello inconfundible del escritor, ofreciendo relatos interesantes que captan la atención del espectador con facilidad, prueba de ello es Sonámbulos, de baja calidad técnica e interpretativa que logra captar la atención del espectador inicialmente, para posteriormente estirar el chicle de una forma insultante.
Resultado de imagen de Stephen King's Sleepwalkers
El desarrollo de la historia es lento y carece de garra, no consigue mantener el interés suscitado inicialmente, cayendo en la mediocridad. La calidad técnica e interpretativa de la película no resultan ser los puntos fuertes de la función, ofreciendo un aspecto visual descuidado y unas interpretaciones que pueden resultar lamentables. Mención especial merece una de las féminas del reparto que luce muy buen cuerpo, pero pocas dotes interpretativas.

El estilo visual y el nivel interpretativo que ofrecen los integrantes del reparto colocan a la película en la categoría de producción floja y desenfadada, donde se pretendía ofrecer instantes de terror combinados con humor de una forma dinámica, algo que, en realidad, no se consigue en ningún momento. Los responsables de la película debieron pasarlo bien organizando todo los sucesos extraños que ocurren, pero lo cierto es que el paso del tiempo deja en mal lugar a la película.

El resultado final ofrecido por Sonámbulos posee cierto encanto, pero no llega a ser completamente satisfactorio al no ofrecer cierta solidez en su conjunto, una verdadera lástima porque da la sensación de que podría haber dado para mucho más. Curiosamente, puede solucionar el problema de muchos sonámbulos, ayudando a conciliar el sueño. Seguro que tiene sus seguidores y defensores, pero digamos que yo no me encuentro entre sus filas.








0 comentarios :

Publicar un comentario