23 ene. 2013




Grotesco y bochornoso 

Un grupo de personas van a participar en la grabación de un nuevo reality show que se desarrolla en un bosque, en el que los participantes deben superar una serie de pruebas de supervivencia, lo que no saben es que su vida corre más riesgo de lo imaginado. Camino sangriento (Wrong turn 2) es en realidad la secuela de Km 666 (Wrong turn) que por las libertades que se toman los dobladores al trasladar el titulo de una película, generan diversas confusiones.


La película no atesora una gran calidad, rodada en apenas 25 días, deja a la luz innumerables carencias técnicas e interpretativas, que acompañan a una trama simple y previsible. Desde un comienzo muestra los seres a los que deberán sobrevivir los protagonistas, dejando a un lado cualquier atisbo de suspense, dando paso a una trama de terror descafeinada, en la que se suceden los ataques y las muestras explicitas de sangre y vísceras, llegando a ser grotesco.


Se aprecian las peores y más ridículas interpretaciones, donde los personajes se pasean sin pena ni gloria por la trama, donde destaca una hilarante y absurda versión de Rambo, que deriva en una imitación barata del personaje que interpretó Arnold Schwarzenegger en Predator, totalmente ridículo y bochornoso, como la propia película.

0 comentarios :

Publicar un comentario