6 ene. 2013

Ladrones (2010)



Ladrones de tiempo

Una banda de ladrones funciona a la perfección, dando golpes importantes sin dejar rastro y con la máxima eficacia, pero todo se complica cuando regresa de la cárcel un viejo conocido del grupo.
La trama se apoya en un reparto de rostros jóvenes conocidos, pero no consigue profundizar en el desarrollo de los personajes y situaciones que les rodean, a pesar de intentarlo, convirtiéndose en un vehículo de acción vació e intrascendente.
Su director intenta desarrollar las relaciones existentes entre los diversos protagonistas y profundizar en los problemas que les rodean a unos y a otros, pero el retrato de sus personajes resulta pobre y las situaciones que les rodean no quedan bien desarrolladas, quedando incompletas.
Una trama previsible, vacía y prescindible que recuerda en exceso al Heat de Michael Mann, pero sin la calidad y profundidad dramática de ésta última.
Camufla sus carencias arguméntales y dramáticas apoyándose en secuencias de acción vertiginosa mal planificadas y confusas, que no resultan creíbles.
Intenta aportar entidad a sus personajes desarrollando los problemas y situaciones que les perturban, pero no llega a profundizar, quedándose en la superficie de los tradicionales cánones de tipos duros y cine de ladrones, sin ofrecer una historia sólida.
Estos ladrones llegan a robar un tiempo, que bien podría haberse empleado para una actividad más satisfactoria que ver esta película insulsa.

0 comentarios :

Publicar un comentario