6 ene. 2013



Entretenimiento banal de acción

La MS1 es una prisión espacial de máxima seguridad, en la que los presos se encuentran en un estado de sueño inducido. Durante una visita humanitaria los presos toman la prisión y un hombre deberá acudir con el objetivo de salvar a la hija del presidente.
Trama que recuerda en exceso a películas como Fortaleza infernal, La roca, Celda 211 y otras producciones carcelarias similares, donde únicamente cambia que la prisión se encuentra en el espacio.
Tiene un desarrollo rápido, casi fugaz, donde apenas dedica tiempo a la presentación de los personajes y se vuelca en ubicar el lugar de los hechos y desarrollar la acción precipitadamente.
El argumento es, en apariencia, sencillo, y los responsables de la película ofrecen un tratamiento elegante y cuidado de la imagen, dejando un pequeño relato que abusa de situaciones vistas con anterioridad en otras producciones.
Los personajes son planos y sencillos, donde el papel protagonista que interpreta Guy Pearce (L.A. Confidential), recuerda en muchos aspectos al tradicional héroe solitario, que soluciona la papeleta entre comentarios irónicos de tipo duro.
Los efectos especiales en el primer tramo de la historia son claramente digitales, evidenciando las limitaciones de la producción francesa, ya que poseen un aspecto visual más propio de un videojuego que de algo real.
Cuando se traslada a la prisión espacial, la trama gana enteros e interés, consiguiendo ofrecer un entretenimiento de acción y suspense aceptable, que lamentablemente alcanza un desenlace precipitado y previsible.
Producción de acción francesa que imita recientes trabajos del cine americano, ofreciendo un pasatiempo de menor calidad, que cumple sus funciones de entretenimiento banal.



0 comentarios :

Publicar un comentario