26 mar. 2013

Infiltrado (2001)

Exprime sus posibilidades al máximo

Basado en un relato del prolífico escritor y novelista Phillip K.Dick, que tan buenos resultados ha cosechado en el mundo del cine.
Infiltrado nos sitúa en el año 2079, la humanidad lleva una década enfrentándose a una amenaza alienígena. En este contexto un reputado investigador, verá como su identidad es cuestionada y es acusado de formar parte de una conspiración alienígena, solo le queda una cosa que hacer, demostrar su inocencia.
Producción de escaso presupuesto, que es consciente de ello y hace de sus limitaciones una fuerza impulsora para la imaginación, logrando trasladar la trama a un futuro veraz y creíble, apoyándose en los cimientos sólidos de un argumento absorbente y sorprendente.
Desde el instante en que se pone en duda la identidad del protagonista, da comienzo una doble persecución, la de los hombres que siguen el rastro del supuesto infiltrado y la búsqueda de la verdad por parte del protagonista, siguiendo el esquema tradicional de la persecución del gato y el ratón, que ofrece un ritmo trepidante.
Cuenta con un reparto correcto que no llega a estar a la altura del relato, donde Madeleine Stowe queda relegada a un segundo plano, Gary Sinise no termina de convencer en un papel protagonista y la interpretación de Vicent D’Onofrio resulta desmedida y sobreactuada.
Su director aprovecha al máximo los recursos que posee, empleando con acierto unos modestos efectos especiales que hacen creíble el desarrollo de la trama, logrando ofrecer un vehículo de suspense y acción trepidante, que depara diversas sorpresas gratificantes.

0 comentarios :

Publicar un comentario