1 mar. 2013

Moon (2009)


Inteligente y atrevida

Enmarcada en un futuro próximo, presenta a un astronauta que vive aislado en la luna mientras se dedica a la explotación minera de la misma. Una serie de circunstancias y complicaciones, conducirán al protagonista a descubrir datos reveladores que pueden afectarle. 

Nos encontramos ante toda una demostración de que con una buena idea y teniendo las cosas claras, sabiendo lo que uno quiere contar y como contarlo, puede derivar en un producto de calidad sorprendente y novedoso. Ofrecer un trabajo capaz de plantear diversas cuestiones éticas y morales, sin caer en el empleo abusivo de efectos especiales. 
Su director y guionista, Duncan Jones, sorprende presentando una historia sencilla y atrevida, contada con pocos elementos, pero capaz de sorprender progresivamente, logrando mantener el interés alrededor de una trama absorbente.

Presenta la soledad del astronauta y su monótona vida en el satélite, con un ritmo pausado, no exento de interés y sorpresas, desarrollando paulatinamente una trama que deriva en un amplio abanico de cuestiones.
El desarrollo de la trama en la luna, ofrece al director la posibilidad de apoyarse en pocos elementos, ofreciendo una ambientación seria y verosímil, en la que se aprecian reminiscencias de grandes obras, como: Alien, El octavo pasajero;,  2001 una odisea del espacio e incluso Blade Runner.

El director y guionista llevan a cabo un trabajo plausible desarrollando una historia que, en principio, puede resultar demasiado arriesgada puesto que gran parte del argumento se desarrolla en un reducido espacio físico, apoyando todo en la energética y colosal presencia de su intérprete protagonista, Sam Rockwell (Clownhouse). Capaz de ofrecer diversos registros, destacando el momento en el que adquiere constancia de lo que está ocurriendo, dotando a su personaje de personalidad propia.
 La inteligencia artificial de la computadora de abordo, doblada en la versión original por el intérprete ganador del Oscar, Kevin Spacey (Sospechosos habituales, American Beuty), ofrece momentos inquietantes y llenos de suspense, logrando transmitir un estado de ánimo perturbador a través de un sencillo emoticono. 

Dentro de los limitados elementos con los que cuenta la película, destaca su delicada banda sonora, capaz de transmitir la soledad y el desasosiego que sufre el personaje principal. 
En resumidas cuentas, Moon, queda como un ajustado y notable relato de ciencia ficción intimista y austero, que aborda el tema de la soledad y la aceptación de lo que es uno mismo, dejando momentos para la reflexión después de su visionado.


1 comentario :

  1. Una prueba evidente de que no es necesario un gran despliegue de medios para realizar una muy buena pelicula...y Rockwell para mi hace una de sus mejores sino la mejor se sus actuaciones. Saludos

    ResponderEliminar