6 abr. 2013

Crueles intenciones (1999)


Un juego perverso

Dos adinerados hermanastros para pasar el tiempo aburrido de sus vidas, hacen una apuesta perversa, el afamado conquistador Sebastián, deberá conquistar a una virgen de profundas creencias religiosas, sino perderá su Jaguar.
Adaptación de la novela Las amistades peligrosas, plasmada desde el punto de vista de jóvenes adolescentes de clase alta, que dedican su tiempo a mantener relaciones sexuales y vivir del dinero de sus padres.
Las traiciones, el erotismo, las envidias, los celos, las pasiones, el dolor y el amor se reúnen en una trama absorbente, que es capaz de mantener el interés en todo momento, con innumerables giros arguméntales.
Se apoya para ello en una hornada de unos jóvenes y prometedores intérpretes como Sarah Michelle Gellar, perfecta en su papel, la angelical e inocente Reese Witherspoon y el deslumbrante Ryan Phillippe, capaz de hacer de su belleza un arma letal para las jóvenes.
Ryan Phillippe ofrece una interpretación estelar, donde consigue encarnar a un personaje arrogante y fanfarrón, llegando a ser capaz de mostrar en sus gestos, la arrogancia, el amor, el dolor y el mayor de los odios, con una intensidad plausible.
La historia ofrece un gancho instantáneo, un juego perverso y oscuro, lleno de perversidad, en el que cada uno de los personajes vive en sus carnes las condiciones de la naturaleza humana, destructiva e implacable, donde la inocencia se ve perturbada por la traición, el deseo y el propio amor.
Atractiva y fascinante adaptación que juega con el erotismo, empleando el sexo y el amor como armas de doble filo para herir los sentimientos de las personas, alcanzando inesperadas consecuencias

0 comentarios :

Publicar un comentario